Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 251 vistas

Imprimir

Posted in:

Retrato

Qué mejor que hacer la consulta a la etimología de una palabra para descubrir y sorprenderse que muchas coincidencias están a la vuelta de la esquina esperándonos con una sonrisa socarrona. Retrato, proveniente del latín retractus, participio del verbo retrahere. Este verbo significa propiamente “hacer volver atrás” pero también adquiere significado de reducir y abreviar, de convertir algo en otra cosa y de sacar de nuevo a la luz y hacer revivir cualquier cosa. De ahí el significado moderno de retrato como expresión abreviada y reducida, sacada de otra cosa y que te lo hace revivir.

Notas relacionadas
Preso de un amor
Get Out, please
Ilusionado diseño
De verticales y horizontales
Alto Contraste

zorzalcriollo

¡Sonrían!
Desde la primera fotografía de la historia que se conserva tomada en 1826 por el ingeniero francés Nicéphore Niépce desde la ventana de su granero de Saint Loup de Varennes en Francia, hasta hoy hemos sacado a la luz nuevamente infinidad de retratos con la febril idea de no obtener más, que algo nuevo que nos haga revivir el momento.

En tiempos donde se han festejado y honrado los veinticinco años del fotoshop no quiero y un poco me revelo a pensar que la historia considere a este software como la verdadera razón de la fotografía.

Entiendo y grito a viva voz que nació como una resultante digital de lo que se hizo de manera análoga. Que es todo mucho más simple, dinámico y milimétricamente preciso, eso es sin dudas lo genial de esta herramienta.

Si bien en la cultura actual impera el todos podemos, solamente degradar a la vulgaridad del fotoshopear como vehículo para soñar con el elixir de la juventud eterna eliminando las arrugas de nuestra cara, es olvidar y desmerecer que llegamos a esto producto después del trabajo de grandes retocadores que con anilinas coloreaban fotografías papel en blanco y negro, que borraban fondos o dibujaban de manera hiperrealista para complementar la imagen.
Horas de experimentación en los laboratorios que quizás tomaron caminos de expresión artística en unos y en otras posibles nuevas maneras estéticas de comunicar. El deformar textos, aplicarle locura a las composiciones, sombrear o abrillantar son el resultado que hoy podemos encontrar en nuestro querido y sumamente útil fotoshop.

Volver
Perdón, todos de pie que el zorzal criollo va a cantar esta hermosa canción escrita por Alfredo Lepera, pero antes vamos a hacer un registro fotográfico de este lindo momento a través de la letra del tango volver como el “hacer volver atrás” del participio del verbo retrahere.

Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos, van marcando mi retorno.
Son las mismas que alumbraron, con sus pálidos reflejos, hondas horas de dolor.
Y aunque no quise el regreso, siempre se vuelve al primer amor.

La quieta calle donde el eco dijo: “Tuya es su vida, tuyo es su querer”, bajo el burlón mirar de las estrellas que con indiferencia hoy me ven volver.

Volver, con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien.
Sentir, que es un soplo la vida, que veinte años no es nada,
que febril la mirada errante en las sombras te busca y te nombra.
Vivir, con el alma aferrada a un dulce recuerdo, que lloro otra vez.

Tengo miedo del encuentro con el pasado que vuelve a enfrentarse con mi vida.
Tengo miedo de las noches que, pobladas de recuerdos, encadenen mi soñar.

Pero el viajero que huye, tarde o temprano detiene su andar.
Y aunque el olvido que todo destruye, haya matado mi vieja ilusión, guarda escondida una esperanza humilde, que es toda la fortuna de mi corazón.

Veinticinco años no son nada.
Para los que empezamos con las primeras versiones de fotoshop, para los que hemos eliminado el fondo a pincel con acrílico blanco o para los que hoy hacemos un trazado con la pluma para seleccionar un área precisa a balancear de color debemos mencionar en el ámbito que sea y de manera bien clara por respeto al pasado y a las ideas que tanto un pincel como un software son herramientas a merced de los oficios. Cuando uno pone de manera tajante la palabra vulgar no está ni más ni menos que expresando como dice la canción a ese olvido que todo lo destruye. No hace mucho tiempo le escribí a un cliente de manera enérgica por una mala fotografía que había publicado en su red social a la que retocamos para ejemplificar y justificar el enojo y en mis líneas argumentaba que lo que tenía frente a él y sin ánimo de ocultar nada estaba hecho con fotoshop pero no lo había realizado fotoshop sino que lo había trabajado la pericia que el tiempo de investigación daban por resultado en la buena y apropiada manipulación digital de una fotografía con un fin enfáticamente preciso.

Alcemos la copa
Larga vida al fotoshop gritamos tres veces con las copas en alto, larga vida me repito en silencio entendiendo como bien dice la canción que para no vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo, que lloro otra vez y aunque uno no quiere el regreso, siempre se vuelve al primer amor que desde nuestro espacio de diseñadores deben ser las ideas y ese desafío transformador.

Como dice Daniel Molina @rayovirtual el mundo siempre está mejorando y en eso creo es lo que debemos focalizarnos y por supuesto festejar alegremente. ¡Alegría!

Compartir, , Google Plus, Pinterest,