10 confesiones divertidas de los diseñadores gráficos sobre su quehacer diario

0
291

Todos tenemos secretos, algunos más íntimos que otros y algunos que son graciosos y, al mismo tiempo, pueden llegar a ser vergonzosos. Con base en esta idea el proyecto Secrets de Graphistes del diseñador gráfico francés Geoffrey Dorne revela las confesiones más divertidas de cientos de colegas.

Notas relacionadas:
El divertido origen no revelado de 5 logotipos conocidos
Los 7 crímenes más penados en el diseño de logotipos
Los 5 colores que más se utilizan para diseñar un logotipo

Hace ya un par de años Geoffrey Dorne abrió una convocatoria para que los diseñadores gráficos revelaran sus secretos más culposos en un sitio web y una app a la que nombró Secrets de Graphistes, en poco tiempo, lo que comenzó con diez secretos llegó a acumular mil confesiones de estos profesionales de las artes gráficas, que al parecer, son más rebeldes de lo que parecen.

Gracias a Twitter y otras redes sociales la convocatoria que se lanzó en Francia llegó a más de mil diseñadores gráficos que contaron sus anécdotas en el sitio web y app de Secrets de Graphistes en un par de líneas y que demuestran que aquí y en cualquier otro país el comportamiento de los diseñadores es muy similar, ya que más de uno comparte el mismo secreto sin importar que se encuentren del otro lado del mundo.

Aunque el proyecto no es reciente y ya se ha cerrado, vale la pena retomarlo, pues muestra qué hay detrás de un proyecto de diseño y qué hacen los diseñadores cuando nadie los ve. Aquí una selección de las revelaciones más divertidas del proyecto Secrets de Graphistes.

1. Por la noche, cuando nadie mira, imprimo imágenes a 72 dpi.

2. Hice mi primer sitio web con Frontpage.

3. Cuando estoy solo en mi casa, hago mis maquetas utilizando Comic Sans MS

4. Trabajo en calzoncillos en el 95% de mis proyectos.

5. He editado mis imágenes en SVG con un editor de texto.

secret

6. Nunca he calibrado mi monitor. No vale la pena, está bien. Es el del cliente que no lo está.

7. Siempre he pensado que es el cliente quien tiene prisa. No yo. Es el cliente quien tiene
retraso. No yo.

8. He maquetado todo un libro con el negro de registro en vez del negro de cuatricromía.

9. He puesto bromas entre los textos aleatorios en latín.

10. Me acosté con un desarrollador web para que me ayudara con un proyecto.

¿También tienes una confesión divertida?