10 razones para estudiar diseño gráfico

0
85

El diseño gráfico cada vez goza de mayor popularidad y que, además, tiene una gran demanda en el mercado laboral, actualmente, sobre todo en el sector de la publicidad. Si posees naturaleza artística y creativa; a continuación, te ofrecemos algunas de las 10 razones por las que estudiar diseño gráfico puede ser una gran oportunidad para ti.

1.- Trabajo variado

Son tantas las organizaciones y empresas que siempre están buscando nuevos retos, por lo que el diseño gráfico es una de las áreas que más precisan las empresas a la hora de crear revistas, folletos, cartelería, páginas webs y tarjetas de presentación. Así que, como puedes comprobar, el trabajo es variado y dinámico.
2.- Dar rienda suelta a tu creatividad

Si eres una mente inquieta y creativa; sin duda alguna, el diseño gráfico es una profesión que abre las puertas a la expresión creativa, plasmando, así, ideas, mensajes y emociones a través de la imagen.

3.- Gran demanda

A pesar de la crisis económica presente a nivel mundial, el diseño gráfico es una profesión muy demandada, ya que es muy difícil el imaginar un negocio u organización que no precise, alguna vez, de los servicios de un diseñador gráfico.

4.- Trabajar desde cualquier parte

El trabajo freelance está de moda y, en el caso de los diseñadores gráficos, esto no iba a ser menos, ya que mientras tengas un buen ordenador contigo, vas a poder trabajar desde cualquier lugar, gracias, además, a la gran conectividad que hay hoy en día. Además, gracias a la globalización, incluso vas a poder encontrar clientes fuera de tus fronteras.

5.- Libertad de trabajo

Como hemos dicho, el trabajo freelance está a la orden del día, así que si eres diseñador gráfico, vas a tener grandes oportunidades de trabajar de forma independiente, manejando así tus tiempos y la posibilidad de ampliar tu cartera de clientes.

6.- Menor gasto

A la hora de trabajar como diseñador gráfico, el gasto se va a centrar, básicamente, en un ordenador y un software de tu preferencia. Ten en cuenta que los mayores gastos, los de impresión, correrán a cargo del cliente.

7.- Autodidacta

En estos tiempos que corren, en los que Internet es la mayor fuente de información, existen numerosos tutoriales en la Red, por lo que no vas a tener que gastar grandes cantidades de dinero para aprender nuevas técnicas.

8.- Facilidad de promoción

Ahora, no es necesario el repartir de manera manual tus tarjetas de negocios y confiar en la publicidad “boca a boca”, ya que Internet te ofrece un sinfín de posibilidades para promocionar tu trabajo y darte a conocer a millones de personas.

9.- Trabajo dinámico

si lo tuyo no es la rutina, sin duda alguna, el diseño gráfico no es, para nada, un trabajo rutinario y es que, al existir tantos canales y opciones distintas, no hay mucho espacio para la rutina y el aburrimiento.

10.- Libertad

Quizá, el aspecto más importante a la hora de trabajar es el sentirse libre y, la de diseñador gráfico es una profesión que te ofrece la posibilidad de manejar tus horarios y tu espacio de trabajo según tus necesidades. Asimismo, también vas a poder trabajar en varios proyectos, aunque, eso sí, siempre que puedas cumplir con las fechas de entrega que has propuesto a tus clientes.