12 datos del cerebro que nos ayudan a la creatividad

0
3932
Estos datos del cerebro (además de asombrosos) permiten que conozcas su funcionamiento, lo que te ayudará a estimularlo para que se desarrolle.
Foto: Bigstock

Nuestro órgano pensante no termina de sorprendernos y siempre es bueno explorar nuevas habilidades de éste, es por ello que estos datos del cerebro (además de asombrarte) te ayudarán a desarrollar competencias, así como entender el funcionamiento de tu mente y cómo cuidarla.

Quizá te interese: ¿Cómo percibe el cerebro un logotipo? ¿Qué elementos reconoce?

Es posible incrementar el pensamiento creativo si se trabaja constantemente, por ello te presentamos las 12 reglas básicas para ejercitar nuestra mente creadas por John J. Medina, director del Brain Center, con las que podrás reconocer qué áreas de tu cerebro -y cómo- puedes estimular.

  1. El ejercicio estimula la capacidad del cerebro:
    Ejercitarse transporta sangre al cerebro y aporta glucosa a éste, lo que supone más oxígeno que ayudan a trabajar mejor y con más energía.
  2. El cerebro humano evolucionó en la relación con otros:
    Gracias a diversas evoluciones (miles de años y generaciones), el cerebro se adaptó a nuevas necesidades, estímulos y respuestas, lo que significa que el razonamiento simbólico surgiera de la necesidad de comprender las intenciones y motivaciones de los demás para adaptarnos.
  3. Cada cerebro cuenta con conexiones distintas:
    Cada experiencia vivida cambia fisicamente el aspecto del cerebro y su red neuronal, es por ello que las diversas regiones del cerebro se desarrollan de forma y a un ritmo diferente en cada persona.
  4. No prestamos atención a las cosas aburridas:
    Los mensajes que captan la atención están conectados con la memoria, el interés y la conciencia (la cual siempre está activa), el cerebro sólo puede centrar su atención a un sólo asunto por lo que es necesario mantener el “foco” bien establecido en lo que queremos.
  5. Repetir para recordar aumenta la memoria:
    La codificación es el momento inicial del aprendizaje y la información que entra en el cerebro es asimilada en fragmentos que son enviados a diferentes zonas del córtex para su almacenamiento, por ello la repetición de las memorias ayuda a su recuerdo, incluso con más detalles.
  6. Recordar para repetir (memoria de largo plazo):
    Conforme pasa el tiempo los recuerdos pueden desaparecer, pero los que sobreviven se fortalecen, para que estos sean permanentes es necesario repetir o repasar la información en ciertos intervalos para que se afiancen completamente.
  7. Dormir bien para pensar mejor:
    El cerebro se encuentra en constante labor, pero las neuronas se muestras activas durante el individuo está durmiendo, por ello la pérdida de sueño daña la atención, la memoria, algunas funciones como el razonamiento, e impide que este reponga las energías necesarias.
  8. Un cerebro estresado no aprende tanto:
    Bajo un estrés crónico el cerebro sufre de diversos daños, lo que impide aprender y recordar, al mismo tiempo que mantiene al cuerpo en un constante sentimiento de alerta, lo cual tiene efectos negativos en la salud.
  9. Los sentidos están interconectados:
    Realizar actividades multisensorales ayudan a estimular todos los sentidos y crear conexiones cerebrales nuevas, al mismo tiempo que se relacionan ciertas ideas con éstos, lo que hace más fácil absorber la información.
  10. La visión es el sentido más influente:
    La vista es nuestro sentido dominante y ocupa la mitad de los recursos del cerebro, el proceso es muy complejo pero es con el que más aprendemos y recordamos, pues genera una impresión mayor.
  11. El cerebro de hombres y mujeres es diferentes:
    Es una realidad física y bioquímica. Esencialmente las mujeres en situaciones de estrés activan la amígdala cerebral izquierda y recuerdan a detalles las emociones, a diferencia de los hombres, que activan la derecha y captan la esencia del momento.
  12.  Somos exploradores innatos:
    Aprendemos explorando, probando activamente distintas cuestiones, estableciendo hipótesis y experimentando, es por ello que aunque seamos adulto continuamos aventurando, pues buscamos crear nuevas neuronas durante toda la vida.