3 razones por las que estás aplicando mal el color en un diseño

0
31

Sea cual sea el color que se elija para diseñar una imagen de branding o campañas específicas debe tener una justificación para que el impacto percibido por parte de los espectadores hacia la marca sea trascendente y éste se relacione a futuro de forma inmediata.

Notas relacionadas:
Los 10 colores que más venden y atraen en publicidad
4 herramientas web para diseñadores que trabajan el color
La psicología del color en el diseño y el marketing

Tal vez lo anterior no se nada nuevo, pero no está demás repetirlo hasta el cansancio, ya que para no perder un objetivo de profesionalismo, es vital aprender de memoria ciertas reglas de diseño y color.

Como diseñadores, todos tienen un color favorito, pero esto no quiere decir que para todo proyecto deba ser aplicado, o por lo menos tratar de siempre forzarlo a combinaciones que simplemente no se dan.

Los seres humanos por naturaleza son visuales, por tal razón siempre se sienten atraídos por los símbolos, estilo y colores, principalmente éstos últimos desarrollan un tipo de relación especial con los consumidores, haciendo que éstos amen una marca por su color.

Actualmente se ven muchos errores de color dentro del diseño, tanto en marcas grandes como en pequeñas. No hay una manera correcta de usar los colores, ya que todo queda en el gusto y conocimiento del diseñador, pero si hay consideraciones a tomar antes de desollar un proyecto:

1. No se puede desarrollar y combinar los colores de una marca para impresión y web.

Este es un problema de todos los días. Simplificando enormemente las cosas, la impresión consiste en aplicar cantidades minúsculas de pigmentos (normalmente Cyan, Magenta, Amarillo y Negro) muy juntos en las proporciones adecuadas en una hoja en blanco para que el cerebro se deje engañar para ver cualquiera de los miles de otros colores.

El ordenador o pantalla de TV reproduce el color de una manera totalmente diferente, mediante la mezcla de luz de diferentes colores (normalmente rojo, verde y azul) en diferentes proporciones.
No se puede reproducir los colores en la impresión y la pantalla exactamente de la misma manera, es un conocimiento vital. Los formatos siempre deben adecuarse al material o medio.

shutterstock_90857504

2. No se conocen las razones referentes de la importancia de los colores y sus combinaciones.

La neurociencia y la psicología han establecido firmemente que el color puede influir en el estado de ánimo y las decisiones de compra de muchos de nosotros sin darnos cuenta. No es casualidad la mayoría de los restaurantes y de las principales cadenas de comida rápida utilicen el color rojo, ya que éste estimula el apetito, al igual que el anaranjado. Azul y verde son a menudo son vistos como calmantes, probablemente debido a los cielos despejados y la naturaleza.

Sin embargo, el significado realmente importante que se deriva de los colores dependen del contexto cultural, por ejemplo, en las culturas orientales el blanco es asociado con los funerales, mientras que el negro cumple esa función en la cultura occidental.

3. Se es inconsistente.

La consistencia es la idea de que ciertos colores y combinaciones “pertenecen” a una marca, esos colores que se arraigan a un producto o servicio y que generalmente siempre deben estar presentes y ser cambiados, ya que el mercado puede confundirse y dejar de consumir.

La única razón por la se ha llegado a asociar ciertos colores con las marcas es por pura repetición. La consistencia es absolutamente esencial en este caso. Una vez que se haya elegido una paleta de colores para usar, nunca se debe de abandonar.

shutterstock_166071764