Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 24,542 vistas

Imprimir

Posted in:

3 tips para vender tu diseño

La actualidad lo pide a gritos, ya no basta con tus conocimientos únicamente enfocados al trabajo de diseño, con tanta competencia y creatividad puede resultar casi imposible sobresalir, lo cual no quiere decir que el trabajo sea malo, lo que hace falta es conocer, aprender y practicar el arte de las ventas.

Notas Relacionadas:
EL DISEÑO FINALMENTE SÍ ES UN PROCESO
IMPORTANCIA DEL DISEÑO DE EMPAQUES EDICIÓN LIMITADA
CARTEL, EL MAYOR RETO CREATIVO
EL VALOR MONETARIO DEL LOGOTIPO PARA UNA MARCA

Tener conocimientos de negocios como parte complementaria de cualquier profesión es de vital importancia, ya que ser un buen vendedor consigue:

1) Dar a conocer el producto y estilo (reconocimiento de marca)
2) Generar una investigación de mercados, que mejora la marca, con retroalimentación valiosa de su mercado meta para hacer cambios positivos en su producto o los medios por los que tiene que vender.
3) Armar una cartera de clientes, conoce sus hábitos de consumo, esto permite planear una estrategia de promoción o paquetes.
4) Trabajar en aquel servicio que sea “estrella” e invertir de manera efectiva.
5) Conocer la competencia directa.
6) Incrementar las ventas de su producto o servicio.

Administrar un negocio, para un freelance del diseño resulta generalmente complicado, ya que, dentro de su formación profesional no desarrollan esta habilidad, sin embargo, es algo que con la práctica y sobre todo con la pro actividad, entusiasmo e iniciativa se puede lograr con mucho éxito.

Es difícil para muchos aceptar que se tiene miedo a las ventas, claro que esto no es consiente. Si contestas afirmativamente alguna de las siguientes opciones, es recomendable aceptar que hay que trabajar en ello para mejorar tu trabajo como administrador de tu propio negocio y tener éxito vendiendo:

1) ¿Te da pena cobrar?
Reflejada en el cierre de venta= ¿tienes confianza en ti mismo?
Pierde el miedo, trabajaste duro en tu diseño.

2) ¿No tienes valor para aceptar los compromisos?
Reflejado en el miedo a los contratos, a no poder cumplir tus objetivos en tiempo = ¿crees que no terminarás las asignaciones?
Arriésgate, ponle emoción a tu trabajo, de hecho ésta es la única manera de sacar adelante un trabajo de ventas.

3) ¿Sientes que te falta preparación ó formación pro activa en el ámbito profesional?
Reflejado en las preocupaciones por tomar las decisiones correctas = ¿Crees que tus decisiones tomarán un camino equivocado?
Invierte en cursos, eso te llevará a incrementar tus ventas.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

One Comment

Leave a Reply
  1. Una cosa es ser arriesgado y enfrentar cualquier proyecto con la bandera de “aprendo a hacerlo por el camino” y una muy diferente es “estoy casi preparado, pero sé que lo puedo hacer”.

    Ante la primera, piensa en tu reputación y no en engañar al cliente. Si no sabes hacerlo, simplemente di: “No sé”.

    Hay casos en los que puede ser que nunca hayas hecho un proyecto de este tipo y claro está, siempre habrán dudas. Pero si estas dudas pueden ser resueltas, este puede ser un proyecto perfecto para echarle muchas ganas y verlo como un reto que brindará nuevos conocimientos a tu perfil.

    Recuerda, salir del área de confort es difícil, pero no hacerlo es negarte a ti mismo la capacidad de progresar y ampliar tus conocimientos.

    Habla alguien que ha tenido que enfrentar muchas cosas (http://www.johnnyinside.com) y que ahora me hace muy versátil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *