4 factores para determinar el diseño de un logotipo personal con estilo profesional

0
301

El diseño de un logotipo personal es uno de los factores más importantes que debe tener en cuenta todo diseñador, ya que es un gran paso para la construcción de una marca profesional y éste debe ser utilizado para comunicar el tipo de diseñador qué se es.

Notas relacionadas:
5 señales para detectar la actualización de logotipo
Los 10 mandamientos para crear un nuevo logo
8 grandes errores en el diseño de logos

Un logotipo es en esencia la personalidad de una marca, es la base fundamental para diferenciar una marca de otro negocio, ya que posiblemente éste generará la primera interacción entre los posibles clientes, al grado de decidir entrar, comprar, conocer y probar la marca.

Lo mismo pasa con el diseño propio de un diseñador, si no se construye sobre una base firme, es posible que no se transmita lo que se es como diseñador, pero si se hace de la manera adecuada, será una marca reconocible, una firma que admirar y con la que todos querrán trabajar, algo que precisamente los diseñadores de moda saben hacer muy bien.

Para que eso pase, a continuación, te presentamos cuatro factores clave para diseñar un logotipo profesional y personal:

01. Identificar la marca

Considerar cómo se desea ser percibido como diseñador. ¿Cuál es su estilo? ¿Qué tipo de personalidad tiene su trabajo? ¿Su trabajo cumple un nicho específico? Este tipo de preguntas le ayudarán a determinar el aspecto y el tacto del logo. Si se especializa en un tipo específico de diseño, esta es la oportunidad de mostrar cuál es.

Esta es una consideración importante, ya que el estilo del logo, inevitablemente, decidirá la dirección de la marca para el resto del material promocional. Esto significa que la cartera, sitio web, curriculum vitae, tarjetas de presentación, medios de comunicación social, incluso el icono de usuario en las diferentes redes sociales.

Un logo debe despertar la inspiración, es vital que brille a través de la personalidad individual para así llamar la atención de clientes potenciales a través del estilo y trabajo.

02. Ser únicos

Actualmente se ven muchos diseños en donde se utilizan las iniciales del nombre del diseñador, lo cual no es malo, pero cualquier oportunidad de mostrar la personalidad creativa debe ser aprovechada. Por lo tanto, hay que tratar de usar un personaje, crear una propia forma, o la aplicación de simbolismo.

Elegir colores frescos y que sean de poco uso común, como el amarillo, el anaranjado o el café.

shutterstock_90691123

03. Comenzar con garabatos

Las lluvias de ideas a menudo puede ser la parte más difícil de la creación de un logotipo, sobre todo cuando hay la presión añadida de diseñar algo que es tan personal.

Muchas veces, la mejor manera de comenzar a trabajar en un logotipo personal es haciendo garabatos. Es una manera rápida y fácil para dar cuerpo a las ideas. Cuanto más “doodles” se hagan, más se sabrá lo que se quiere hacer de un logo profesional. .

04. Ser flexibles

¿Cómo funciona el logo al mirarlo en diferentes fondos? ¿Puede ser reducido y aún así ser legible? ¿Se puede imprimir en blanco y negro y aún así tener un impacto?

Al crear un logo, es importante tener en cuenta los diferentes lugares en los que aparecer el logotipo. Entre más adaptable sea el diseño, serán menos obstáculos que se enfrentarán en un futuro cuando se empiece a trabajar en el resto de los productos de la marca. Recuerden: a veces las mejores ideas de logos son las más simples.

shutterstock_168450929