4 mitos del diseño de Apple desmitificados por un diseñador experto de la marca

0
48

Apple es una empresa adorada por sus clientes, un símbolo de estatus y también una empresa enigmática en ciertos sentidos, uno de ellos es el diseño, por lo que alrededor de él se encuentran algunos mitos que ya hace algunos meses fueron desmitificados por un diseñador experto en la marca.

Notas relacionadas:
10 principios de Dieter Rams y su influencia en Apple
Cómo se deberían de ver las aplicaciones en el Apple Watch
3 técnicas de aprendizaje dictadas por Jonathan Ive, diseñador estrella de Apple

Esta lovemark está acostumbrada a causar sensación cada vez que lanza un nuevo producto, pues meses antes los fanáticos de Apple especulan sobre el diseño tecnológico y sobre todo lo que involucre diseño tal como ocurrió con el más reciente lanzamiento del iPhone 6, iPhone 6 Plus y el Apple Watch. Debido a esto, se han mitificado algunas de sus prácticas en el departamento de diseño.

Hace ya algunos meses el sitio FastCoDesign publicó una entrevista que le hizo a Mark Kawano, extrabajador de Apple que formó parte de su grupo de diseño durante 7 años, en la cual este experto en diseño de la marca reveló algunos detalles de cómo se trabaja dentro de la empresa, con lo cual se desmitifican algunos de los mitos.

1. Apple tiene los mejores diseñadores
Kawano cuenta que los diseñadores que trabajan en Apple no son mejores que los de otras empresas del Fortune 500 como Google. La verdadera diferencia entre Apple y otras empresas radica en la cultura de diseño que impregna no solo a los directivos sino a todo el personal de la compañía. Cuando Apple contrata gente lo hace buscando perfiles de este tipo, sea cual sea la posición que vayan a ocupar. El resultado es un equipo de personas que trabaja a todos los niveles con el diseño como prioridad.

2. El equipo de Apple es infinito
Facebook tiene cientos de diseñadores, Google más de mil. Sin embargo, cuando Kawano estaba en Apple, tan solo había 100 diseñadores en el equipo de desarrollo de software. En ese equipo no había diseñadores fuertemente especializados, al contrario se trataba de ingenieros con habilidades de diseño que orientaban tanto a la parte estética como al mismo proceso de construcción de las apps.

iPhone
Denys Prykhodov / Shutterstock.com

 

3. Apple cuida todo hasta el último detalle
De acuerdo con Kawano, en Apple trabaja un grupo de diseñadores relativamente pequeño en el que todos se conocen por sus nombres. Y existe una sana cultura de compartir entre ellos todas sus ideas. Esta interconexión es la que hace que tantos y tantos detalles lleguen de la manera más perfecta posible hasta un producto real. Aunque, según el ex diseñador de Apple, no había ningún esfuerzo específico por incluir todos esos detalles, sino más bien era algo que nacía naturalmente.

4. La pasión de Steve Jobs daba miedo a sus colegas
Hace unos años entre los trabajadores de Apple circulaba un consejo: si eres diseñador debes usar las escaleras. Porque si te encuentras a Steve Jobs y te pregunta por tu trabajo habrá dos opciones: (1) Lo odiará y te despedirá o (2) Le encantará, captarás toda su atención y no volverás a tener libre ninguna noche, fin de semana ni vacaciones hasta que acabes el proyecto. Kawano dice que este mito es una mezcla entre broma y realidad. Sin embargo, expresa cierto que Jobs era una persona que siempre quería lo mejor, y exigía lo mismo a todos los que le rodeaban. No le cabía en la cabeza que alguien a quien no le importara la calidad y desarrollar el mejor producto posible pudiera trabajar en Apple. Esta pasión conducía a que el grupo de diseñadores estuviera formado por personas con esas mismas ideas.