4 razones por las que tu portafolio de trabajo apesta

0
84

Un portafolio de trabajo se construye para presentarlo tanto físicamente en una entrevista, como para que posibles clientes te contraten vía online. Las mejores piezas son parte fundamental para que este sea exitoso, además de mostrar el estilo y personalidad que como diseñador caracteriza, pero en el proceso de creación, se cometen algunos errores que lo hacen poco atractivo.

Notas relacionadas:
7 portafolios de diseñadores y agencias que harán despertar tu creatividad
10 inusuales pero creativas maneras de presentar tu currículo
Las 5 mejores aplicaciones para crear un portafolio de diseño

Una portafolio físico y digital debe mostrar todo ese ingenio creativo que se posee, el estilo único y las aportaciones que se pueden integrar a una compañía. Un buen portafolio de trabajo despierta las envidias.

El dinamismo y la funcionalidad son parte esencial para que sea atractivo y un cliente se fije en él, para los blogs lo compartan en sus publicaciones, se gane el respeto de los compañeros, impresione al jefe y hasta a mamá.

Sin embargo, todavía existen portafolios por ahí que no tienen el mínimo cuidado y tienen en común los mismos errores. Aquí te presentamos cuatro razones por las que tu carpeta de trabajo apesta y nadie te contrata; razones acompañadas de ejemplos de lo que sí debes hacer:

Razón 1: Las imágenes son de muy baja calidad o muy pequeñas.

A nadie, sin excepción, le gustan las fotografías pequeñas y que no se distingan, sobre todo si se presenta en una entrevista de trabajo previamente, es posible que no te llamen por la falta de calidad empleada en el portafolio.

vis_box

Razón 2: El material expuesto es muy poco.

Cuando se arma el portafolio de trabajo, entre más material se incluya mejor, aquí la regla “menos es más” no aplica. A los empleadores les gusta asegurarse de que tengas experiencia o de que sabes lo que estás haciendo. Por más pequeño que ese trabajo escolar haya sido, lo mejor es agregarlo.

swissted

Razón 3: No hay una jerarquía visual.

Si aún no tienes una especialidad como diseñador, lo mejor es segmentar la información y crear subcategorias, como identidad, industrial o web. No aventar todo y armar un revoltijo.

teacake

Razón 4: Se resaltan puntos poco importantes, no se incluyen descripciones de objetivos o se omite el aprendizaje.

No todo es imagen, a las empresas también les importa saber sobre ti, tu experiencia laboral, lo que has aprendido y como te visualizas. No basta con decir para que empresa se trabajo o en que proyecto se estuvo involucrado, sino contar procesos, conceptos y objetivos. Por más que el dinero sea importante, nunca hay que agregar la cantidad monetaria que se quiere ganar.

cesar