4 razones por las que un diseñador debe despertarse temprano para mejorar su productividad

0
82

Por lo general, las rutinas de oficina suelen dejar demasiado cansancio tanto físico como mental. El estar sentado frente a una computadora todo el día, utilizando programas de diseño, plantillas en blanco y sacudiendo el cerebro con nuevas propuestas a lo largo deja consecuencias graves para la salud, por tal razón es recomendable empezar el día temprano y armar nuevas rutinas de vida social y laboral.

Notas relacionadas:
6 malas costumbres de trabajo que podrían arruinar tu carrera como diseñador
5 cosas que un diseñador puede hacer cuando no encuentra trabajo
Los 7 programas más utilizados en diseño

Durante la universidad las libertades eran infinitas, los horarios eran flexibles y los viernes estaban libres después de las 12 p.m., pero cuando todo se torna real y comienza la vida laboral, las consecuencias se empiezan a sentir y se tiene que recurrir a un cambio de vida drástico.

Pero para mejor esa vida laboral, sobre todo cuando se está dentro de la industria del diseño y creatividad, el rendir todo el día es indispensable, por tal razón, aquí te damos cuatro razones para cambiar tu rutina diaria empezando el día más temprano:

1. Para no saltarse el desayuno

Todos han escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, pero también es una de las comidas que por el tiempo y las prisas generalmente se salta. De acuerdo con WebMD, desayunar saludable en la mañana ofrece:
-Mejorar la concentración y el rendimiento en la oficina o la sala de juntas .
-Más fuerza y ​​resistencia para realizar una actividad física o destreza mental.
-Baja el estrés y aumenta la creatividad.

Se puede desayunar algo básico como un yoghurt, una fruta o el tradicional jugo de naranja e incluso una o dos tazas de café, todo eso es mejor a nada. El desayuno hará que como diseñadores se mantengan creativos e inspirados, y hasta más felices.

Juicy-Owl

2. Para ejercitarse física y mentalmente

Hacer ejercicio en la mañana es una de las mejores maneras de empezar el día. No sólo da un impulso de energía, sino que también ayuda a dormir mejor por la noche, ya que los que se ejercitan demasiado cerca de la hora de dormir tienden a conciliar el sueño con dificulta o causa insomnio. El ejercitarse antes de ir a la oficina ayudará a ir más activo, despierto y con ideas frescas que quizás se vieron en el parque o el gimnasio.

shutterstock_139917001

3. Para estar más relajado

Por lo general todos apagan el despertador pero se levantan media horas después de que éste haya sonado, lo que hace que el estrés aumente y las prisas sean mayores y no se llegue al trabajo tranquilo o se quede atorado en el tráfico. Por tal razón, es importante poner el despertado hasta uno hora antes de levantarse, si se entra a las 9 de la mañana, programarlo al las 6, de tal manera así se podrá desayunar a tiempo, leer y hacer ejercicio.

shutterstock_157876259

4. Para ser más productivo

Despertarse temprano, además de hacer todo lo anterior, se traducirá en una mayor productividad a lo largo del día. En la mañana es cuando el cerebro está más alerta y concentrado, así que es recomendable hacer todas esas tareas importantes y entregas de proyectos a primera hora, para que durante la tarde se mantenga todo bajo control y tranquilo.

shutterstock_174876020