5 claves para crear un portafolio de diseño perfecto

0
741

Mostrar las habilidades y el talento de un diseñador gráfico en un portafolio no es tarea fácil, pues se requiere de un ejercicio meticuloso para que el resultado sea un portafolio tan atractivo que, sin duda, llamará la atención del reclutador o del futuro jefe. Así que, si se tiene especial cuidado en ciertos pasos, es posible impactar y obtener el puesto deseado.

Notas relacionadas:
portafolios de diseñadores y agencias que
6 herramientas web gratuitas para perfeccionar tu portafolio
Las 5 mejores aplicaciones para crear un portafolio de

La primera clave de todo es la organización, de modo que la presentación del trabajo debe ser clara y permitir ver el avance de los diseños, así como la versatilidad del diseñador. Es de vital importancia que en cada trabajo se muestre una descripción del proceso creativo, así como la fecha.

Para lograr armar un portafolio exitoso basta considerar los siguientes aspectos clave:

1. Originalidad. Este aspecto es quizá el más importante, pues el diseñador debe demostrar que tiene una capacidad creativa innovadora, con la cual puede diferenciarse y ofrecer ideas distintas a la de los demás. Mediante el diseño del portafolio se debe plasmar que uno mismo es un concepto creativo, un producto que vender.

DISEÑO GRAFICO

2. Relevancia. Es indispensable que el diseñador elija los mejores trabajos que ha realizado, es mejor seleccionar los más impactantes que mostrar todos. Aquí es más relevante la calidad que la cantidad, aunque lo más importante es seleccionar los diseños que tienen relación con el puesto de trabajo que se busca, de modo que se encaje de mejor manera con la posición en cuestión.

3. Estilo. En este punto lo que se pretende es que el diseñador muestre que es capaz de desarrollar trabajos con diferentes estilos, pero conservando su toque personal, lo cual será un aspecto positivo que posicionará al candidato entre los finalistas para el puesto, pues estará demostrando flexibilidad para adaptarse a los objetivos de la compañía.

4. Historia detrás del diseño. Como se mencionó desde un inicio, no puede faltar la descripción breve de cada proyecto, es decir, contar cómo se desarrolló el concepto y si es posible, los resultados y el impacto que tuvo, si fue usado, por ejemplo en alguna campaña de publicidad.

diseñadora

5. Pulcritud. Aunque parece obvio, es un aspecto que no todos cuidan. Además de la limpieza, el portafolio debe contar con una presentación de calidad que incluye la selección del papel y la impresión, de esta manera seguramente causará una buena imagen en el reclutador.

A la par de un portafolio bien armado, el éxito para obtener un nuevo puesto de trabajo se conjunta con un óptimo desempeño en la entrevista y un curriculum impecable.