5 consejos para pasar del diseño gráfico al diseño UX

0
143

Actualmente todo en este planeta se encuentra en constante cambio, la época de los carteles y las revistas es muy diferente a lo que normalmente se conocía hace diez años. El diseño de hoy y particularmente el digital, cuenta con muchas más capas de complejidad.

Notas relacionadas:
¿Cómo debe ser diseñado un logotipo eficaz? 5 consejos
6 consejos para diseñar tu propia tipografía
7 consejos para diseñar campañas virales

Dentro de ese contexto de cambio, se requiere que los diseñadores tengan una comprensión de muchos más aspectos y términos diferentes de diseño, y sobre todo, para seguir un proceso que asegure que lo que se crea realmente funcione en diferentes medios.

Si se es un diseñador gráfico que buscan convertirse en un diseñador que mejore la experiencia del usuario (UX), estos consensos pueden orientarte para comprender lo que realmente se busca.

¿Qué es el diseño UX? Hay una serie de respuestas diferentes, pero a menudo es un término colectivo que abarca todas las etapas del diseño en el mundo digital (y más allá), incluida la investigación, arquitectura de información, diseño de interacción y wireframing, diseño visual, pruebas de usabilidad y más.

UX se trata de diseñar toda la experiencia de un usuario que mantiene contacto con una marca, producto o servicio. Por lo tanto, los diseñadores UX tienen que hacer preguntas como quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo será el diseño de una experiencia de principio a fin .

¿Les suena tentador? Estas son las cinco cosas que se deben recordar cuando se pasa del diseño gráfico al diseño UX:

1. No ser el experto en diseño

shutterstock_160076432

Los mejores diseñadores de UX son los que no saben todas las respuestas. ¿Qué? Eso podría parecer una locura, pero es la verdad. Cada diseño es diferente y tiene diferentes usuarios y diferentes problemas que resolver. Se debe mantener una mente abierta cuando se acerque cualquier nuevo proyecto. Es más importante saber qué preguntas hacer, que saber todas las respuestas.

Cuando se trabaja para un cliente, simplemente tener una respuesta no es suficiente. Se tiene que ser capaz de mostrar cómo y por qué la respuesta tiene sentido. Aquí es en donde entra en juego la investigación en un proyecto, saber qué información necesita y diseñar un plan para conseguirlo. Al contar con esta estrategia, se puede e decir que se resolvieron algunas grandes dudas y convencer a otros del enfoque.

Consejo: Hay muchas técnicas de investigación simples que se pueden aprender en línea para hacer frente a los problemas de diseño con una mejor comprensión.

2. Centrarse en los resultados

shutterstock_125100950

Si bien hay algunos excelentes ejemplos de diseño de interacción creativa por ahí, como formularios, geniales animaciones y diseños de interfaz de usuario único, un diseñador UX está más preocupado por si el usuario fue capaz de lograr su objetivo. Esto significa que es más importante la efectividad de un formulario de registro que una obra de arte.

Con el fin de diseñar algo efectivo es fundamental entender lo que el usuario es y lo que están tratando de lograr. Las personas están familiarizadas con la forma de trabajo en herramientas populares en sitios como Facebook y Google, por lo que si se asemeja a la forma en las que trabajan, se está configurando a sus clientes para el éxito. Por supuesto, esto no significa que no se puede poner su propio sello visual en él.

Consejo: Trate de crear algunos personajes para situar quiénes son los usuarios y escribir algunas historias para identificar y validar lo que se trata de lograr.

3. Crear un plan aproximado

shutterstock_134494679

Cuando se tiene un diseño gráfico de fondo, lo mejor es empujar pixeles alrededor de la pantalla para conseguir el aspecto que más guste. Sin embargo, el problema con iniciar con el diseño visual antes de tiempo, es que se concentra la mayor parte de atención en cómo se ven las cosas en lugar de cómo funcionan. Es importante recordar que la gente no visita un sitio web, aplicación o servicio para ver el diseño bonito. Es el contenido lo que realmente quieren.

Wireframes (especialmente las ásperos) son la mejor manera de planear rápidamente lo que va a donde. En la misma forma en que un director utiliza storyboards para planificar las películas en lugar de disparar de inmediato, un buen diseñador utilizará wireframes o mejor aún, un prototipo de estructura de alambre para contar una historia. Tener cuidado de no caer en la trampa de poner demasiado esfuerzo en sus wireframes, sólo asegurarse de que el contenido funcione.

Consejo: Hay software por ahí como Keynote, Omnigraffle, Balsamiq y Axure que pueden ayudar a crear wireframes, lo que evita tener que preocuparse acerca de la perfección visual demasiado pronto.

4. Diseñar para obtener información

shutterstock_177100091

Uno de los aspectos más importantes del gran diseño no tiene nada que ver con los pixeles, colores o tipografías. Es el contenido dentro de los diseños. Después de todo, las personas utilizan sitios web y no las apps por sus hermosos diseños planos, sino porque quieren el contenido, ya sea que signifique los resultados de búsqueda, las previsiones meteorológicas o la música.

Para diseñar una aplicación o sitio web que sea fácil de usar, es muy importante hacer para las personas más fácil encontrar y entender el contenido. Los menús deben ser organizados de manera lógica y usar un lenguaje que la gente reconozca. Algunas palabras tienen más de un significado, así que tome un poco de tiempo para decidir las mejores soluciones de diseño para los elementos críticos como la navegación y los menúes.

Consejo: En el diseño de un menú o de navegación, tratar de hacer alguna tarjeta de la clasificación con amigos para ayudar a identificar cómo las personas categorizan la información.

5. Comenzar con las fortalezas

shutterstock_150200261

El diseño UX cubre mucho terreno, muchas personas optan por especializarse en áreas específicas como la investigación, el diseño visual o arquitectura de la información. Si se maneja todo este tipo de elementos, entonces felicitaciones, ya que estás a un paso de ser un unicornio del diseño. El mejor consejo es comenzar en analizar cuales son los puntos fuertes como diseñador y recoger pedazos de todas las áreas posibles. En estos días, los empleadores tienden cada vez más tener altas expectativas de los diseñadores, por lo que es importante seguir aprendiendo y creciendo.

Con esto dicho, ser un diseñador gráfico es un excelente primer paso para convertirse en un diseñador UX con éxito. El mundo del diseño de experiencia de usuario está lleno de oportunidades para expandir su carrera creativa.