5 edificios para revisitar el surgimiento de la Arquitectura moderna

0
105

A continuación, presento una selección arbitraria de diseños modernos que, a mi modo de ver, lograron percibir los cambios irreversibles que se estaban dando en el mundo y requerían de una arquitectura nueva y moderna. Un tiempo que reclamaba nuevas respuestas, un tiempo que aún permanece en nosotros.

Notas relacionadas:
¿Arquitectura para todos?
Arquitectura como música congelada y algo más
Diseño paramétrico: ¿realidad o utopía?

1. Crystal Palace

01

En 1851, se construye el Crystal Palace de Joseph Paxton para la Gran Exposición Industrial de Todas las Naciones. Para dicho espacio se habían presentado una gran cantidad de propuestas pero ninguna parecía factible. Fue en ese momento que Joseph Paxton, jardinero y libre de los prejuicios de la cultura arquitectónica, plantea una solución alternativa: con un tercio del costo propuesto por el resto de los arquitectos, en ocho meses, construiría el Crystal Palace, cubriendo 8 ha. A partir de un diseño modulado y estandarizado de 8.000 vidrios inspirado por la lógica de las máquinas. En mi opinión, es esta la primera gran obra maestra magnificente y completa del modernismo. ¿Qué es el Crystal Palace sino probablemente el edificio moderno más influyente que se haya creado? Sin dudas, el edificio y su proceso de construcción tienen características de nuestro tiempo y cualidades modernas que creo merecen revisarse.

2. Hotel Tassel

02

Otra de las reacciones más fuertes contra la mezcolanza de estilos, el formalismo y el historicismo artístico fue el Art noueveau, definido por el uso de curvas fluidas inspiradas en la belleza natural. La casa Tassel construida en Bruselas, entre los años 1892 y 1893, por el arquitecto Víctor Horta con la finalidad de implementar un nuevo tipo de vivienda unifamiliar, utilizando nuevos materiales, como el hierro, vidrio, piedra cerámica y madera. Artesanos sin trabajo y la disposición de nuevos materiales dan cabida a una nueva estética de clase (la burguesía urbana), dominada por el hierro y vidrio, que encargan a los arquitectos algo que se defina por oposición al pasado y a la aristocracia. Las bocas del subterráneo de París de Hector Guimard son claro ejemplo creativo del uso del hierro con paneles ornamentados, barandas curvas y marquesinas con marcos metálicos. Conformemente, el ornamento se vuelve la estructura puesto que la cosa debe de ser bella de nacimiento, en referencia a lo natural. En otras palabras, si es, es de esencia. Las cosas no son como son, sino como se sienten.

3. Beurs van Berlage

03

Hendrik Petrus Berlage, arquitecto holandés, afirma que no puede haber funciones nuevas con formas viejas. Considera la tectónica en tanto y en cuanto cada parte dentro del todo cumple una función. En el edificio Beurs van Berlage, en Ámsterdam, propone romper el eje de simetría y reivindicar la belleza del ladrillo: el edificio es bello porque muestra su alma, al igual que la lógica de la máquina. Diseñado como sede de la Bolsa de Valores y de materias primas, construido entre 1896 y 1903, fue uno de los primeros edificios que, a través del hierro y vidrio, logró inundar de luz y distribuir óptimamente las cargas. Su exterior de ladrillo rojo resulta austero y sólido, dominado por una alta torre, con tejado de hierro y cristal y frisos de cerámica. Desde el año 1988 es utilizado como centro cultural de exposiciones y conferencias

4. Palais Stoclet

04

A principios del siglo XX, se desarrolla el movimiento del Cubismo, encabezado por Pablo Picasso y Georges Braque, entre otros. Preponderan figuras que están simultáneamente de frente y de perfil, provocando una descomposición de planos, profundidad y líneas esenciales. La idea de movimiento y estructura se define por atrapar esa otra dimensión, el tiempo. El Palacio Stoclet, una particular mansión, construida por Josef Hoffmann, arquitecto austríaco, entre 1905 y 1911 en Bruselas para el banquero y aficionado al arte Adolphe Stoclet, fue pensado y trabajado en planos, como los cubistas, creando una refinada estructura espacial mantenida por una estética sumamente refinada. En su interior, busca acompañar este diseño de vanguardia con una obra de Gustav Klimt. Entre otros, Josef Hoffmann constituyó el movimiento de la Secesión Vienesa, buscando cortar con el pasado y anhelando un tipo de arquitectura que reaccionaría contra los historicismos, en la que se vería una liberación de los tipos tradicionales de la arquitectura.

5. Fagus Fabrik

05

Para estas épocas, en Alemania, se produce un encuentro entre industriales, políticos y arquitectos. Quedan impresionados con William Morris y deciden agregarle valor a los productos, a través de la inclusión del diseño. Así, se decide comenzar a educar a los diseñadores con escuelas nuevas para dominar la técnica. En 1907, nace la Deutscher Werkbund, precursora de la Bauhaus, que propicia el encuentro entre políticos e industriales y arquitectos, entre otros, Walter Gropious, Peter Behrens, Mies van der Rohe. En consecuencia, Alemania se transforma en una potencia. Peter Behrens, arquitecto y diseñador alemán, alberga durante un tiempo en su estudio a Le Corbusier, Walter Gropious y Mies van der Rohe. Behrens afirma que el Partenón de la modernidad son las fábricas. Entre 1911 y 1925 se construye la Fábrica Fagus de horma de zapatos diseñada por Gropious. Es interesante visualizar la desmaterialización del ángulo, donde se rompe la arista y logra separar la caja arquitectónica volumétrica en planos absolutamente livianos.