5 elementos que potencian la calidad de los diseños

210

¿Cuál es el objetivo esencial de todo diseño gráfico? Su significado y capacidad de impactar a través de su mensaje principal sin importar si se trata de un logotipo, una tarjeta de presentación, un display, un diseño web o cualquier otra manifestación visual.

Pero que la cualidades de un diseño salgan relucir, debes procurar elaborarlo con originalidad, economía visual y orden. ¿Cómo puedes obtener estas características en tu camino creativo? Tenemos las siguientes recomendaciones.

1.- Evita usar plantillas comunes
A menos que se trate de una plantilla multifuncional que te permita desarrollar tu trabajo con grandes alcances, el uso de plantillas suele limitar el aspecto creativo de todo diseño. Se sabe que representan un ahorro en los pasos de tu proceso de diseño, pero a menos que desarrolles un proyecto muy completo, estás tenderán a notarse.

2.- Economiza textos
Las palabras son la manera más precisa de describir las cosas, pero en diseño estás suelen sobrar y lo que se privilegia es la imagen. Si es necesario incluir textos, estos deberán ser breves, concisos y emplear un lenguaje adecuado al público al que está dirigido el trabajo creativo.

3.- Reflexiona acerca de la fuente tipográfica
¿Serif o sans serif? La selección tipográfica obedece al tipo de diseño y soporte que has elegido y de ello dependerá su legibilidad. Para diseños impresos es funcional la serif, para diseños en pantalla funciona mejor la sans serif. Pero además debes determinar grosor, color intensidad, kerning y todo lo que relaciona a la selección de tu fuente.

4.- No satures de elementos visuales innecesarios
Si algún elemento no tiene razón de ser dentro de tu campo visual, elimínalo. Uno de los principios fundamentales del buen diseño indica que no hay razón para saturar visualmente un mensaje, de lo contrario, su significado podría ser incomprendido.

5.- No selecciones más de tres colores
A menos que tengas una justificación creativa o discursiva, evita la utilización de más de tres colores en un diseño convencional porque de lo contrario puedes lograr la confusión en el espectador. Toma en cuenta que los colores deben ser complementarios entre sí o generar contrastes poderosos para el impacto visual.