5 errores que debes evitar en la fotografía de viajes

0
31

Los viajes son fuente de inspiración para el trabajo de un fotógrafo y para aprovecharlos de la mejor manera hay varias consideraciones que deben cuidarse.

Notas relacionadas:

Un sencillo y potente mensaje visual obtuvo plata en los Lions Cannes 2015
¿Cuáles son los distintos tipos de time lapse?
Las 10 netas de la fotografía

El portal Qué sabes de enumera distintos errores que, a decir del experto Harry Fisch,  un fotógrafo viajero puede cometer. Te presentamos a continuación los más importantes para que los tengas en cuenta.

1.- Confundir la cámara con una ametralladora
Disparar mucho, sin calma y atención necesarias, es que se aprende poco. La fotografía es una forma de seleccionar un momento de la realidad, y salvo la puramente documental, el objetivo aquí es conseguir una imagen con cierta belleza. Si quieres mejorar tus fotografías sé consciente de lo que está ocurriendo ante ti para, seleccionar el momento. No esperes a que la suerte o la estadística suplan la falta de atención.

shutterstock_134373716

2.- Llevar demasiado equipo
Para lograr una buena fotografía solo se necesita una cámara y un objetivo. La fascinación por el equipo fotográfico es comprensible, pero el mejor equipo o la mayor gama de ópticas poco van a hacer para convertirnos en grandes fotógrafos. La mayoría de los fotógrafos profesionales escogen el material que llevan consigo con antelación y en función de lo que van a fotografiar y su destino.

3.- No ver más allá de lo que está adelante
Como fotógrafo, una de las primeras disciplinas a entrenar es la capacidad de discriminar, observar, elegir y analizar antes de tomar la decisión de disparar con la cámara. En ocasiones, lo que está ocurriendo al margen de lo que se te presenta como más inmediato y evidente es lo que puede representar una magnífica oportunidad fotográfica.

shutterstock_147059792

4.- No acercarse lo suficiente
La mayoría de los especialistas en fotografía de personas en la calle, utilizan ópticas cortas, es decir, rangos focales que suelen ir desde 21 hasta 50 milímetros. Ello conlleva la necesidad de acercarse a la persona, pero somos tímidos, no queremos molestar o tenemos miedo del otro.

5.- Olvidarse de comunicar
Lo que uno va desarrollando con tanto viaje y tanta variedad cultural es la comunicación no verbal. Los gestos, la sonrisa, la mirada a los ojos, el truco de magia. Buscar al intermediario que va actuar como embajador para esa fotografía. Aprender a decir gracias es importante, pero lo es mucho más tener una actitud amable y franca independientemente de lo que seamos capaces de decir en uno u otro idioma.

shutterstock_161296625