Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 2,640 vistas

Imprimir

Posted in:

5 formas de monetizar el diseño y la creatividad visual

¿Cómo hacer dinero desde la creatividad visual ? Tenemos 5 recomendaciones para ti.

A nadie le estorba éxito ni obtener significativos ingresos económicos gracias a ello y por más austero que puedas ser, la posibilidad de hacer crecer tus finanzas hasta un grado en que no tengas que preocuparte por tu futuro te resulta más que conveniente

Para lograrlo, tenemos algunas recomendaciones y la primera de ellas es que te acerques a los caminos del freelance y la independencia creativa, pero independientemente de ello, hay acciones que puedes realizar sin importar la modalidad laboral en que estés inmerso, a continuación enumeramos cinco de ellas:

Céntrate en las ganancias económicas
No te pedimos que te olvides de los aspectos creativos, que vendas por vender ni que te olvides de la esencia de tu profesión, pero sí que pongas atención en las posibilidades que te harán ganar mejores ingresos. Desarrolla una mejor capacidad negociadora y aprende a pedir más dinero por tu trabajo, lo que invariablemente significa potenciar tus propias habilidades creativas.

Diversifica tus entradas de dinero
Para multiplicar tus ingresos será necesario que también multipliques tu oferta creativa. Entre mayores habilidades tengas, más variados serán los productos que pongas al alcance tus clientes y eso significa también que tendrás que organizarte para involucrarte en diferentes proyectos a la vez.

Intégrate a la cultura del ahorro
Es momento de tomar verdadero control de tus finanzas, tanto personales como del proyecto creativo que lideras. Para ello debes tener claro cuáles son los ingresos de dinero y cuáles son los gastos, establecer un plan de finanzas y ceñirse con rigor a las reglas que te impongas.

Vive austero
La austeridad se relaciona íntimamente con la cultura del ahorro y para desarrollarla se debe aprender a vivir con lo esencial, evitar gastos innecesarios y terminar con el consumo de productos que francamente no son determinantes para estar bien. Además de los beneficios que la asuteridad trae a los bolsillos, también se traduce en mejoras a la salud y en una vida mucho más equilibrada.

Invierte en ti mismo
Decíamos que la salud es una consecuencia de la austeridad, y es que propicia que siempre tengas la oportunidad de invertir en tu más importante activo: tú mismo. Viaja, lee, cultívate y cuida de ti de tu cuerpo y de tu mente para que en todo momento seas productivo y esos grandes ingresos lleguen finalmente.

Piensa a lo grande
La llegada del éxito es cuestión de actitud y de tener siempre los sentidos abiertos para aprovechar las oportunidades cuando llegan. Para lograr esto es necesario tener la completa disposición, pensar en grande y de veras creer que se pude llegar muy alto.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Escrito por Alejandro Rodríguez Durán

Comunicólogo egresado de la Facultad de Ciencias políticas y Sociales. Apasionado de la fotografía, el buen sazón y el canto.

5413 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *