5 miedos que bloquean la creatividad

0
2215
Los miedos creativos son más comunes de lo que creemos, pero no por ello debemos permitir que nos sobrepasen y bloqueen nuestras oportunidades.
Foto: Bigstock

Los miedos creativos son más comunes de lo que creemos, casi todas las personas los hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas y reconocemos lo atemorizantes que pueden ser, no por ello debemos permitir que nos sobrepasen y bloqueen nuestras ideas o el desarrollo de un proyecto.

Quizá te interese: 10 hábitos que te impiden triunfar monetariamente.

  1. Miedo a expresar una idea:
    ¿Qué tal si lo digo y les parece tonto? Eso es un cuestionamiento frecuente que se hacen las personas que no están seguras de sus ideas, pero no hay por qué temer, puesto que una propuesta nunca es mala, sólo necesita trabajarse.
  2. Temor a hablar en público:
    Ya sea al exponer una propuesta, presentar los resultados de un proyecto o simplemente expresar una idea, puede ser atemorizante para las personas que se sienten nervios de hablar en público. Esto debe dejarse de lado y trabajar en la seguridad personal.
  3. Miedo al fracaso:
    Todos le tememos al fracaso, pero en muchas ocasiones esté factor es un determinante para que las persones no se aventuren a nuevos proyectos, por lo que resulta muy limitante creativamente. Toda acción es un riesgo, el punto es saberlo aprovechar.
  4. Miedo a la falta de dinero:
    Similar al punto anterior, el dinero puede ser muy determinante para evitar acciones, aunque sí es necesario determinar si es arriesgado, no olvides atreverte un poco y estar consciente que es necesario invertir para obtener.
  5. Temor a la imperfección:
    Es utópico pensar que todos tus clientes estarán satisfechos con tu trabajo, por lo que no-ser-perfecto no debe achacarte, concéntrate en mejorar y aprender de los errores.

Recuerda que aunque parezcan problemas apremiantes siempre es posible vencerlos si los aprendes a reconocer a controlar, aunque puedes trabajar uno por uno de manera interna o con la ayuda de un profesional.