5 momentos de diseño excepcional en el cine

0
22

Desde el cartel, la creación de los créditos de apertura y la campaña publicitaria en exteriores, el cine es una muestra de como la evolución del diseño continua y es hasta la fecha parte esencial para lograr una buena estrategia de posicionamiento y éxito.

Notas relacionadas:
Divertidos cambios de rostros entre personajes de cine y TV
Los 10 directores de cine favoritos de los diseñadores y creativos
10 creativos directores de cine que nunca ganaron un premio Oscar

Existen momentos memorables en el cine que han pasado a la historia por diferentes razones y que colocan a una película como leyenda, ya sea por su historia, su gran aportación a la evolución de la narrativa, su lista de premios, por su polémica detrás o como en este caso por su diseño excepcional aplicado en diferentes áreas.

Ahora que los premios Oscar han finalizado, empieza unan hueva temporada totalmente nueva de premios que harán de algunas películas pasar a la historia, se trata del Festival de Cine en Cannes, el cual enfoca sus esfuerzos en otorgar la Palma de Oro a aquel trabajo que busque la innovación al mundo de alguna u otra manera.

Centrándonos en el diseño, te presentamos algunos momentos históricos en donde el cine ha hecho de las suyas y juega a su manera creativa al presentar diseños excepcionales, en donde el diseñador gráfico y digital transforman la cinematografía, desde leyendas como Saul Bass, juegos tipográficos y animaciones que van del 2D al 3D.

1. Los mejores créditos de apertura: North by North West

El diseñador gráfico Saul Bass fue que por excelencia quién cambió el rumbo de las películas. Desde su llegada al cine en los años 50s, lo estático desapareció y los créditos iniciales eran un juego por separado y esperado por el público.
En “North by North West” los títulos son llevados a la vida mientras se deslizan hacia arriba y abajo de la pantalla, imitando ascensores, Bass inventó un nuevo tipo de tipografía cinética de la mano de Hitchcock, quienes inspiraron a muchos otros diseñadores, por lo que su trabajo es significativo y recordado por todos.

2. Mejor cartel: Nymphomanic

nymph1

Alabado por la crítica como el mejor cartel del 2013 y el mejor en muchos años por su juego de diseño con los signos. Además de eso, la serie completa de carteles mantienen una personalidad propia pero al mismo tiempo se unifican por una estética. El primer diseño del cartel es de 100% tipográfico, la posición audaz de los paréntesis, sin duda hace que se destaque de sus competidores. El moderno tipo de letra serif crea un aspecto general limpio y ofrece la sensación de observar una pieza elegante sin la necesidad de ser demasiado explícito.

Nymphomaniac poster composite

3.  Mejor uso tipográfico en el cine: Scott Pilgrim Vs The World

Dentro de esta película el diseño juega un papel muy importante, ya que no pasa a ser un elemento secundario, sino que es una pieza clave para el desarrollo de la historia y de la personalidad de los personajes. El director Edgar Wright crea una fuente cinética que le es fiel a la novela gráfica de Bryan Lee O’Malley. La tipografía aparece y desaparece dentro de las escenas sin estorbar los alrededores, se acompaña de efectos de sonido e interactua con el desarrollo de la trama.

4. Mejor campaña integrada: El lobo de Wall Street

Desde el cuidado de la fotografía, la creación de espacios en formato digital, los carteles y la selección de colores promocionales, la última pieza de Scorsese triunfa por su integración general y cuidado de diseño en una época donde lo llamativo y exagerado predomina, como es en el caso de El gran Gatsby. Los colores amarillo y negro remiten de inmediato al peligro y lo prohibido, mientras que su tipografía DIN hace referencia a lo corporativo y el mundo ejecutivo. Una película que confía en el diseño gráfico.

5. Mejor tratamiento gráfico: A Scanner Darkly

Esta película de Richard Linklater muestra uno de los usos más memorables de diseño en el cine. La técnica se suma a la oscuridad de la película, hace referencia la mundo cruel de los cómics y a la inocencia de las caricaturas. Fue filmada digitalmente y luego fue trasladada a un proceso de edición durante 15 meses de animación llamada rotoscopia interpolada. Este estilo de animación 2D combina líneas negras gruesas con formas de color sólido para crear una imagen realista. Muchas películas han utilizado esta técnica, Walt Disney la utilizó en Blancanieves y los siete enanos.