5 puntos que no debes olvidar a la hora de montar una vitrina en un punto de venta

0
111
A la hora de armar una vitrina en tu tienda o punto de venta, es importante que no olvides estas consideraciones para obtener los mejores resultados.

Cuando se establece un punto de venta, uno de los aspectos más importantes a considerar son los aparadores, por lo que en el momento de armar una vitrina es importante que no olvides estas consideraciones para obtener los mejores resultados. Aunque parecieran innecesarios, la combinación de éstas puede potencializar tus resultados a la hora de atraer clientes.

Quizá te interese: 6 tips para diseñar los mejores aparadores de tiendas y captar clientes.

  1. Fidelidad a los accesorios de tu marca:
    En muchas ocasiones diseñar un stand puede afectarse por no utilizar colores o accesorios que representen a la marca y usar algo que no se conecte. Lo cierto es que si muestras tus accesorios al cliente, crearás una sensación de lealtad.
  2. El color de las paredes: 
    Aunque usar paredes pintadas de colores neutros es la fórmula más conocida para crear un ambiente tranquilo, también se puede crear reacciones con la combinación de colores que son utilizados en el logotipo y en el concepto empresarial para repetirlos por todo el diseño, como en los muebles o bolsas, con el objetivo de contar una historia a los los clientes.
  3. Todos los accesorios tienen que ser flexibles:
    La flexibilidad en el diseño es muy importante, ya esto permite realizar varios cambios como armar y desarmar, combinar y acomodar el merchandising de diferente manera o hacer que el espacio luzca con un aspecto fresco durante mucho tiempo. En ocasiones sólo se utilizan artículos o elementos de temporada, lo que también afecta el objetivo al no reflejar una continuidad y por lo tanto una seriedad.
  4. Las grandes tiendas son las que más saben, cópialas:
    De las grandes empresas departamentales, supermercados o bodegas se puede aprender mucho en términos de logística o técnicas empresariales. No se debe hacer un diseño exactamente igual en cuanto a colores, estilos y diseño en general, solo por considerarlas las mejores. Pueden ser una gran inspiración al momento de diseñar adaptando todo a las posibilidades de materiales y necesidades de tu marca.
  5. No permitirse un diseñador o asesor:
    En ocasiones las pequeñas empresas piensan que no pueden darse el lujo de pagar un experto en diseño, pero eso puede resultar falso. Puedes contratar asesoría para una parte de tu trabajo, y eso te impulsará a conseguir nuevas herramientas e ideas para tu proyecto.

null

null