5 razones para el éxito

0
46

Con fiebre de sábado por la noche y sin mucho preámbulo, se presentó vía mensajero de Facebook. Me preguntó si no estábamos buscando gente en el estudio para trabajar.
La desesperación del que tiene poco oxígeno lo lleva a utilizar todo lo que tiene a su alcance para intentar sobrevivir.
En Twitter leo: “Vamos a morir ahogados en cinismo”.

Notas relacionadas:
VAMOS A VENDER DISEÑO
¡¡¡DETENGAN ESE RELOJ!!!
LA MIRADA DEL DISEÑADOR, CLAVES PARA CONSTRUIR UNA VISIÓN DIFERENTE
MI HIJO ES DOCTOR EN DIBUJITOS

5 razones para el éxito

Grandes títulos – Cinismo 1

Voy a ser cruel y mentiroso y para ello, primero, vamos por el título de este artículo.
¡Sí! Te hablo a ti lector de pomposas notas de los casos de éxito de otros que ni sabemos si es cuantificable y nunca vas a poder replicar en la pequeña y humilde PYME para la que a gatas puedes trabajar.
Tú, que compraste lo fascinante de esta profesión te cuento que no es, ni somos tan importantes para el mercado.
Te cuento que no te quieren y pocas veces te respetan.
Los mejores avisos nunca hablarán de tu fracasado penar profesional.

Te mintieron y yo también te miento – Cinismo 2

Y por qué yo no debería también mentirte. Te puedo alardear horas y horas de lo espectacular que es mi día de trabajo. Perdón. Mi día de disfrute, porque yo soy tan grande e importante que detrás de mis anteojos hipster el mundo se ve como una experiencia de diseño inexplicable hasta cuando voy al baño.
Seguramente, te vas a morir de ganas de seguirme en twitter y yo te voy a estar esperando para maltratarte y mostrarte en cada tweet que eres un fracasado.
Bienvenido a nuestra Universidad, la única que te asegura ser con la primera cuota.

No tienes un master – Cinismo 3

Los lobos nos movemos en manada y algunos se dedican a descubrir tu desesperación, leen los pedidos obtusos de personal. Ellos elevan la apuesta y te ofrecen vestidos de ovejas maestrías, cursos de algo que nunca vas a poder aplicar a tu día de mediocre trabajo.
¡Uy! Se llevaron tu plata…

Comida para el consumista – Cinismo 4

Necesitas consumir y no sabes bien, te angustias si no te tatúas algo como la palabra Helvética en perfecta bold en tu antebrazo con el simple acto de mostrarte y mostrar que el diseño está marcado a fuego en tu piel.
Lloras porque esto es pasional, un trabajo para incomprendidos, para semidioses iluminados que tienen un estilo de vida especial, único e irrepetible.
Y para saciar tu sed de consumo, dejaste todo; hasta la dignidad, por poner en tu muro la foto de la notebook Mac que ahora te reafirma que eres distinto.
Ya!!!! falta poco y lo consigues. El arco iris está lleno de colores y pronto será tuyo. Cuando lo tengas llamame.

Soy diseñador – Cinismo 5

Trabajas como contable administrativo pero te presentas como diseñador gráfico apenado de no trabajar de diseñador.
A la larga eres tan perverso y malo como todos porque nunca te pusiste a ver que hay un profesional contable administrativo al que le estás sacando su trabajo. Estás angustiado pero nunca te enojas con quien te mintió y vives en el LIMBO como un alma en pena. Con el grito atragantado que guarda solamente bronca.
Perdónenme pero para “SER” hay que arriesgar todo, hasta la posibilidad de morir en el intento.
Y sí, eres un montón de nada.

No te quiero dejar solo porque soy culposo.
Dice en un tweet: “La indignación le permite a alguien que no es capaz de hacer nada positivo sentir que forma parte de una causa noble.” Haz cosas positivas, asume grandes riesgos y entiende que para ser necesitas de confianza, de mucha paciencia y de la buena.
La queja siempre va a estar, pero cuando te domina esa desesperación que te aflora de la piel, solamente te llevará a la muerte lenta pero segura.

Yo soy diseñador gráfico, porque como escribí en un artículo en otro medio, trabajo en todo lo que se refiere a la actividad del diseñador, desde lo insignificante hasta lo más importante. Y si realmente lo soy, lo será y sino estaré haciendo seguramente algo mal. Pero lo estaré haciendo yo y no otro.

Lee mejor, mira bien, piensa, construye un espíritu crítico y propio. El mundo estará mejorando siempre y si no estás allí, él no tiene tiempo para esperarte.
Como cerré en otro artículo poco visto en este medio, ¿por qué deberías creerme?