5 reglas sobre el diseño en punto de venta

0
1115

Actualmente en el mercado existen muchos libros, consultores y asesores sobre lo que se debe hacer y lo que no al momento de diseñar el aspecto o apartado que será colocado dentro de una tienda.

Algo que es muy cierto es que no se pueden tomar todos los consejos que hay para implementarlos en el punto de venta, ya que todo depende del giro del negocio y al mercado al que va dirigido.

Notas relacionadas:
10 CAMPAÑAS CREATIVAS QUE SON ILUSTRADAS
5 BRILLANTES RECURSOS PARA DISEÑADORES DE LOGOS
3 CONSEJOS PARA ATRAER A TUS CLIENTES CON INFOGRAFÍAS
EVOLUCIÓN DEL DISEÑO EN EL EMPAQUE DE TENNIS

En ocasiones saltarse alguna de las reglas puede tener una buena recompensa al final del día, como mayor atracción, mejores ventas y reconocimiento por parte del consumidor, al no realizar un trabajo tan “estricto” y calculado.

El realizar un buen diseño no es ninguna clave, se trata simplemente conocer los principios básicos de diseño y combinarlos, romperlos, replantearlos o torcerlos para crear algo realmente original y novedoso.

¿Cómo se puede lograr esto? La revista Business Insider, publicó 5 reglas, mitos y consejos, que se pueden saltar y olvidar al momento de plantear un diseño sobre el punto de venta, ya sea en una tienda en general o un diseño de stand en una expo:

1.- Las paredes neutrales son esenciales:

Las paredes de un establecimiento pintadas de un solo color ayudan a crear un ambiente tranquilo, pero también algo aséptico. Utilizar una combinación de dos o más colores logra crear un sitio más acogedor. Esta paredes pueden ir conectadas a la gama de colores que son utilizados en el logotipo y en concepto empresarial y repetirlos por todo el diseño, como en los muebles o bolsas, para contar una historia a los los clientes.

2.- Fidelidad a los accesorios de tu marca:

En muchas ocasiones diseñar un stand puede verse afectado por no utilizar colores o accesorios que representen a la marca y usar algo que diversos proveedores aconsejan usar. Lo cierto es que tu como diseñador o dueño, no debes sentirte obligado en utilizar algo que no vaya con tu marca.

3.- Todos los accesorios tienen que ser flexibles

La flexibilidad en el diseño es muy importante, ya esto permite realizar varios cambios, armar y desarmar, combinar y acomodar el merchandising de diferente manera y hacer que el espacio luzca con un aspecto fresco durante mucho tiempo. En ocasiones esta idea puede ser llevada al extremo, utilizando solamente productos de temporada, que al final puede verse como una manera de toma decisiones en cuanto al diseño.
Algunos elementos permanentes pueden ayudar a dar un aspecto más profesional. Al final, la clave está en determinar dónde hace falta más flexibilidad y dónde hace falta un mayor compromiso.

4.- No puedes permitirte un diseñador o asesor:

En ocasiones las pequeñas empresas dan por hecho que no pueden darse el lujo de pagar un experto en diseño en el punto de venta o en ocasiones de interiores, pero eso puede resultar un mito. Puedes contratar asesoría para una parte de tu trabajo, y eso podrá ayudarte a conseguir nuevas herramientas e ideas para tu diseño.

5.- Las grandes tiendas son las que más saben, cópialas:

De las grandes empresas departamentales, supermercados o bodegas se puede aprender mucho en términos de logística o técnicas empresariales. No se debe hacer un diseño exactamente igual en cuanto a colores, estilos y diseño en general, solo por considerarlas las mejores. Pueden ser una gran inspiración al momento de diseñar, pero adaptando todo a las posibilidades de materiales y diseño para no verse como una marca inferior. Hacer replicas de stands hace que el consumidor que piense que no tienes nuevas ideas y que además lo que ofreces no es de buena calidad.