Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 1,824 vistas

Imprimir

Posted in:

#LibroDelDía: Diseño y Comunicación Visual de Bruno Munari

El libro Diseño y Comunicación Visual recopila 50 lecciones impartidas por Bruno Munari, que muestra una disciplina apenas en desarrollo.

El libro Diseño y Comunicación Visual recopila 50 lecciones impartidas por Bruno Munari, que muestra una disciplina apenas en desarrollo.

El libro Diseño y Comunicación Visual de Bruno Munari, quien es un destacado diseñador y artista visual italiano que sobreslió en el mundo de la creatividad durante el siglo XX, recopila 50 lecciones que el autor impartió durante los años sesenta en el Carpenter Center for the Visual Arts de Cambridge, Massachusetts, y su lectura se vuelve de gran utilidad para responderse cuáles son los componentes de un buen diseño.

La trascendencia de este texto radica en el punto de vista sobre el diseño que propiamente es añejo, pero que sigue siendo pertinente en nuestros días, a pesar de las transformaciones que se han suscitado en la creatividad visual. En el cual el autor planteó un profundo cambio de marco al tratar de superar el academicismo y su binomio bello/feo y abogar, en cambio, por los principios de coherencia formal y funcional y el binomio acertado/erróneo.

Quizá te interese: Infografía: Línea del Tiempo de la Historia del Diseño Gráfico.

Debemos recordad que eran años de rápidas transformaciones para el diseño gráfico, que apenas había empezado a profesionalizarse y ya debía abordar cuestiones fundamentales como la relación entre arte y diseño o entre artesanía e industria, por lo que el texto se transformó en un referencial para estudiantes, docentes y apasionados del diseño en general.

 

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

One Comment

Leave a Reply
  1. este libro marcó mi carrera para toda la vida, lo lei por primera vez cuando comenzaba a estudiar Artes Gráficas, y fue aleccionador, luego se convirtió en un referente, confieso que ha influido en todo lo que he hecho desde ese momento hasta hoy, 32 años después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *