6 Lecciones de negocios que podemos aprender del Mundial (Parte 1 / 2)

0
44

Más allá de haber vivido uno de los mundiales más emocionantes, Brasil 2014 nos deja muchas lecciones que podemos usar en el mundo de los negocios aplicados al diseño. Aquí algunas de ellas:

Notas relacionadas:
El mundo de las correcciones
3 cosas en las que debe invertir todo diseñador
La importancia de bocetar

francia

1.- Francia: no te dé miedo volver a empezar

En el Mundial de Sudáfrica en 2010, Francia fue una verdadera catástrofe. Un equipo dividido, venido a menos tras ganar una copa del mundo y repetir en la final cuatro años después, con un entrenador totalmente desconectado del equipo, una mentalidad viciada, que generó un ambiente desagradable en su interior. El equipo regresó mal y de malas, especialmente por haber desperdiciado un ciclo mundialista completo y resultar en una total decepción.

Para este torneo, Francia renovó a prácticamente todo su plantel. Fue un inicio refrescante que le permitió llegar a su nivel habitual, pero con la diferencia de tener un equipo lleno de jóvenes que pueden soportar a la selección otro periodo más.

En el diseño, hay que saberse leer la edad mental, el momento en el cual comenzamos a estancarnos en el diseño que consideramos cómodo, leer las señales de que estamos dejando de innovar y ser nuestros propios seguidores. Es el momento de renovar nuestra mente, ya sea rodeándonos de gente joven, buscando algún curso u otra clase de clientes que nos fuercen a salir de nuestra zona de confort. Todo en esta vida tiene fecha de caducidad, y estar atentos a ella nos permitirá mantenernos vigentes el mayor tiempo posible.

usa

2.- Estados Unidos: los planes a largo plazo sí funcionan

Cuando FIFA le dio el Mundial a Estados Unidos en 1994, le apostó más al dinero que a la tradición futbolera. Económicamente terminó siendo uno de los más exitosos. Estados Unidos —sin esa tradición por el «soccer»—, le apostó a un plan a largo plazo: Refundó su liga de futbol, contrató a un técnico alemán e hizo planes a futuro. Su intención era ser campeón del Mundo en 2018, y aunque se ve como una tarea bastante difícil, todos reconocen el crecimiento de su selección.

Adicionalmente, este Mundial quedará registrado como el de mayor éxito televisivo en la Unión Americana, el juego contra Portugal tuvo un nivel de audiencia más alto que las finales de la NBA que se jugaban ese mismo día. Podríamos asegurar que el año entrante la selección de juegos por televisión abierta aumentará drásticamente, como todos los beneficios que conlleva.

No ha sido fruto de la casualidad, la liga de Estados Unidos ha sido de las más estables en cuanto a rotación de cuerpo técnico y jugadores, pese a los tiempos malos. El equipo es estable y mantiene un nivel de competitividad no visto fácilmente en el futbol, prueba de que los planes a largo sí funcionan, siempre y cuando sean realistas y podamos establecer pruebas medibles que nos indiquen que vamos por buen camino.

costarica

3.- Costa Rica: sin miedo a los grandes

En Latinoamérica no estamos tan acostumbrados a vernos desde la cima. Equipos como México, cuando se enfrentan a sus similares de CONCACAF, rara vez muestran el mismo nivel que cuando se enfrentan a España, Holanda o Brasil. Es entonces cuando el equipo crece y logra dar ese esfuerzo extra.

En Costa Rica, cuando salieron sorteados en el equipo de la muerte, todo el mundo los dio por descalificados antes de jugar. Lejos de acomplejarse por tener que enfrentarse a tres campeones del mundo se prepararon concienzudamente y lograron sorprender. Lo primero que piensas es que ese factor se conjugó con el hecho de que los demás equipos los ningunearon y se dieron por vencedores antes de saltar a la cancha, pero su pase a la segunda ronda como primer lugar y luego hasta los cuartos demostró que no se trataba de obra de la casualidad.

Costa Rica no cuenta con la misma cantidad de recursos que una potencia, no puede pagarse jugar contra equipos de primer nivel y no posee ese poder de convocatoria para atraer fuertes inversiones. Sin embargo, lograron encontrar las pequeñas rendijas que le permitirían colarse para enviar a algunos jugadores al extranjero y lo más importante: nunca se echaron para atrás al tener de frente a camisetas de primer plano.
En el diseño es muy parecido, a veces nos intimidamos con diseños de otras latitudes y creemos que es más fácil seguir tendencias.
A veces, no nos atrevemos a vernos como iguales, con todo y que todos los diseñadores trabajamos con las mismas herramientas (no crean que en Suiza tienen el CC 2022, una MacPro de 5.0 MHz con disco duro de 100 TB y programan en HTML 10).

Y nuestras mentes, aunque a veces están cargadas con chips culturales diferentes, son igual de capaces como el de cualquiera. Existen limitantes, como el económico o no estar en un lugar preponderante en el mundo del diseño, pero esas son circunstancias que con una dosis de visión, pueden cambiarse.

En la siguiente entrega hablaremos de Holanda, Bélgica y Brasil.