7 cosas importantes que debes de saber antes de empezar a trabajar independientemente

0
588

El sueño anhelado por muchos es poder lograr ser el jefe del negocio y tomarse libertades de horarios, todo bajo un mismo costo. Pero no todo es belleza o miel sobre hojuelas, ya que si se quiere ser el propio jefe, particularmente antes de los 30, lo mejor es desarrollar un conjunto de habilidades, ganar independencia financiera y visualizar claramente lo que se quiere en la vida.

Notas relacionadas:
10 ciudades que despegarán y crecerán en diseño
5 tendencias de diseño gráfico para NO perder de vista en el 2014
Como hacer y cerrar tratos los diseñadores freelance

Ante todo se encuentra el esfuerzo, no se llega a ser jefe o por lo menos uno bueno, si no se cuenta con la experiencia necesaria, por lo que a continuación, te recomendamos saber las siguientes siente cosas, antes de empezar a independizarte en lo laboral:

1. Ser un freelance exitoso requiere tiempo

Nunca hay que esperar que ser rico se puede lograr de la noche al a mañana, no por lo menos en una profesión como el diseño o el arte. El freelancing tiene requisitos muy particulares como gran manejo del tiempo, la creación de redes de clientes y la planificación financiera (por nombrar algunos). Así que a pesar de que se sea bastante bueno en su campo creativo, se tienen que adquirir habilidades adicionales para tener éxito, como aprender a equilibrar los nuevos roles lleva tiempo, en especial los administrativos.
Para ver frutos, se estima una espera de por lo menos tres meses antes de esperar a ganar cualquier ingreso derivado de sus esfuerzos. Si puede ganar una vida mucho más rápido, entonces eso es genial, pero es importante mantener las metas realistas y planificar el futuro basado en la idea de que ser un gran profesional independiente toma tiempo.

shutterstock_124629241

2. Se puede llegar a ser un pésimo jefe

Ser freelance no es algo fácil ni sencillo, así como tampoco lo es buscar un trabajo estable y bien pagado. Cuando se es independiente se es el propio jefe, algo que se torna difícil y hay actividades que se pueden perder como

– Tomar vacaciones
– Tomarse tiempo libre
– Almorzar
– Saber cuándo hay que dejar de trabajar
– Saber qué día de la semana es
– Saber cuanto exactamente se está ganando
– Saber cuanto exactamente se puede gastar

Todos estos son temas independientes a los que se pueden enfrentar cuando se pasa de ser un empleado a convertirse en su propio jefe.

3. El estrés se genera doble

es estrés incluye nervios, ansiedad e inclusive convertirse en una persona avariciosa(tacaña). Pagar la renta es la peor noticia que se puede recibir, por lo que este mal entra sin aviso y de poco a poco.
Para protegerse contra el Sr. Estrés primero se debe reconocer su existencia. A continuación, preparar sus defensas con varios meses de dinero para vivir fuera de, un buen plan de respaldo en caso de que las cosas no resulten bien, y varias rutinas de ejercicio para ayudar a relajarse.

shutterstock_156031892

4. La gestión del dinero es la clave

Saber exactamente cuánto dinero necesita gastar cada mes. Luego, calcular la cantidad de proyectos que se necesitan para completar el fin de hacer que eso suceda. Hay un montón de aplicaciones gratuitas disponibles para ayudar a seguir en orden las finanzas, pero lo más recomendable es quedarse con la pluma y el papel viejo o una hoja de cálculo de Excel.
En realidad, llevar la cuenta de lo que se compra no es lo más importante. Lo que realmente cuenta es centrarse en lo inesperado:

– facturas pendientes de pago o retraso
– Falta de clientes
– Mal funcionamiento del hardware
– Emergencias familiares
Entre otras.

5. Cuánto cobrar en función del volumen de trabajo

La siguiente es una decisión importante para cualquier profesional independiente, ¿cuánto dinero debo cobrar por mi trabajo? ¿Debo cobrar por hora, por proyecto, tal vez por función? La respuesta a esta pregunta depende de la respuesta a otra pregunta: ¿cuántos proyectos se planifican encontrar o por hacer en un año?
¿Es el objetivo hacer un montón de proyectos para construir una cartera o se está tratando de establecer una marca personal más exclusiva que sólo toma en 1-2 proyectos cada pocos meses? Responder esa preguntas y se sabrá si su presupuesto debería tener 3, 4 o 5 ceros al final.

shutterstock_114475027

6. Imitar antes de crear

Las tendencias y expertos existen por una razón: trabajar. La rueda no necesita reinventarse, y tampoco lo hace la línea de trabajo. Cientos de miles de trabajadores independientes han caminado en sus zapatos y se han abierto un camino.
Investigar y echar un vistazo a los mejores en el campo y robar todo lo que se pueda: desarrollar los mismos hábitos, utilizar las mismas técnicas, accesos directos, configuraciones, principios, y más. El hecho es: el éxito deja pistas. Ellos no se encuentran ocultos, sólo se tiene que mirar por encima de ellos e integrar las conclusiones en el propio flujo de trabajo.

7. Al principio, nunca dejar de trabajar a diario

Si es posible, tratar de hacer malabares entre el trabajo regular y freelance. Los resultados, obviamente, estarán sesgados, sin embargo, se recibirá un atisbo de lo que se siente al trabajar por cuenta propia.
Una vez que obtenga un mejor sentido de lo que el trabajo independiente es y de se trata, todo se sentirá y verá desde otra altura, por l o que lo más importante es dar ese paso decisivo.

Ser freelance o trabajar de manera independiente puede no parecer un trabajo de ensueño, pero con el tiempo se ganará experiencia y todo se habrá invertido en un trabajo fácil.