8 pasos para eliminar por completo a los diseñadores pretenciosos

0
442

La pretensión puede ser como una adicción. Así que aquí están algunos pasos para ayudar o ayudarte a dejar de ser por completo un diseñador pretensioso y ser autentico. Puede ser difícil de admitir, sobre todo en esta profesión donde todos presumen lo que hacen y hasta lo que no, pero con el tiempo todo se irá acomodando a favor.

Notas relacionadas:
Los 7 programas más utilizados en diseño
17 anuncios colocados en revistas que superan la creatividad
Los 12 mejores muebles para tener sexo según su diseño

Así, como si se tratara de una sesión de alcohólicos anónimos o un exorcismo, te recomendamos seguir estos pasos nada difíciles para erradicar ese mal que aqueja a muchos diseñadores y creativos, la pretenciosidad:

1. Admitir que se es pretencioso
El primer paso para superar las tendencias de diseño pretenciosas es identificarlas y admitirlas todas una por una para que después no quede rastro.

shutterstock_189765056

2. Buscar una persona que se admire
Como una especie de padrino, lo mejor es escoger a alguien que se admire e investigarlo, ya que probablemente no se encontrará materia pretenciosa en sus obras, o en todo caso lo hacen de manera disimulada, hay que aprenderles.

3. Utilice un título que describa lo que realmente se hace
Si eres un diseñador web, autonómbrate un diseñador de páginas web. Si eres un director de arte, di que eres un director de arte. Lo mismo ocurre con los directores creativos, directores de proyectos, directores de diseño, y cada otra posición relacionada con el diseño que hay, no aderecen la profesión.

shutterstock_217845601

4. Escribir una descripción de lo que se hace
Es necesario redactarlo lo más entendible posible, como si lo fuera a leer la abuela o alguien que no entienda de tecnología, el objetivo es dejar en claro personalmente lo que se hace con accesibilidad y usabilidad.

5. Pedir disculpas por ser pretencioso
Puede que muchas personas ya no se acerquen a pedir consejos o te hayan eliminado de Facebook, el pedir disculpas no es forzoso, pero si es algo positivo.

6. Mantenerse al corriente de la pretensión
Sólo porque se esté tratando de desterrar la pretensión de la vida, por ahora, no significa que no vaya a reaparecer lentamente a futuro. Hay que autovigilarse.

shutterstock_193278458

7. Educar a otros
Cuando alguien del equipo de diseño se propone el uso de títulos como “cool”, “viral” o “gurú”, hay que educarlos. Decirles qué tal vez no sea la mejor idea para un proyecto laboral, más sí para la oficina.

8. Reírse al respecto
Por encima de todo, estar dispuestos a reírse de este tipo de cosas, ya que no se está curando el cáncer. Si quieres ser un pretencioso de por vida, así quédate, pero puedes verte ridículo pero feliz.

shutterstock_199703102