Adobe Inc deja de dar servicio en Venezuela y cancela todas las membresías

0
559
Adobe sale de Venezuela por órdenes del Gobierno de Estados Unidos, por lo que inhabilitará todos sus servicios en en el país y no emitirá ningún reembolso.
Foto: Bigtock

Es gracias a la Executive Order 13884 -emitida por Donald Trump- que Adobe sale de Venezuela y suspenderá todos sus servicios en el país, lo que conlleva a que todas las cuentas registradas en el territorio serán canceladas, sin importar si el usuario ya no se encuentra ahí, sin reembolsar ningún costo, y sin posibilidad de trasladar la información o trabajo a otro perfil.

Quizá te interese: UC Berkeley y Adobe crean una IA para detectar imágenes con Photoshop.

Esta acción repercute de manera directa en todos los programas como Photoshop, Illustrator, Indesign, Lightroom, etcétera, lo cual afecta a los profesionales creativos, pero también lo hace con usuarios de servicios básicos como Acrobat Reader o Adobe Flash Player; esta decisión también afectará a aquellos que contaban con un portafolio en Bēhance o una cuenta de Creative Cloud.

La empresa dio a conocer la noticia a sus usuarios mediante un correo electrónico emitido hace algunas horas y confirmó la información mediante sus redes sociales, en el que se remite a un comunicado oficial que explica:

“La Orden Ejecutiva 13884 emitida por el Gobierno de Estados Unidos tiene un efecto práctico de prohibir casi todas las transacciones y servicios entre empresas, entidades e individuos estadounidenses en Venezuela. Para cumplir con este pedido, Adobe está desactivando todas las cuentas en Venezuela”.

Además menciona que la suspensión del servicio no tiene fecha de vencimiento puesto que la Orden Ejecutiva 13884 tampoco la tiene; y dado que ésta ordena el cese (casi inmediato) de toda actividad incluyendo ventas, servicio, soporte, reembolsos, créditos, etcétera no se realzará ninguna devolución monetaria, sólo se podrá descargar el contenido almacenado en las cuentas de Adobe hasta el 28 de octubre de 2019.

Sin embargo esta decisión política afecta al entorno creativo de manera exponencial, el cual esperemos pronto se encuentre una solución viable para que los usuarios no se vean afectados.