AIGA cumple 100 años

0
49

Hace 100 años, en enero de 1914, un grupo de 40 profesionistas fundó la Asociación Americana de Artes Gráficas (AIGA, por sus siglas en inglés) en Nueva York, con el objeto de compartir y velar por los intereses profesionales de sus integrantes. Actualmente esta asociación cuenta con más de 25 mil diseñadores.

Notas relacionadas:
Para apreciar el arte
Esto es un folleto
5 consejos para obtener una buena mancha tipográfica

aiga100

Precisamente hoy, viernes 25 de abril, celebra su gala anual en la que, como cada año, hace medallistas a diseñadores que por su trayectoria y talento han forjado caminos en esta profesión no solo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo. Entre quienes recibirán esta distinción contamos a David Carson (pionero de la tipografía digital), Chip Kidd (ilustrador de Batman, entre otros comics) y Louise Fili (letrista) uniéndose a una lista digna de envidiar como Lou Dorfsman, Charles y Ray Eames, Paul Rand, Milton Glaser, Paula Scher, Michael Bierut, Ellen Lupton, Tobias Frere-Jones y Jonathan Hoefler, Deborah Sussman, Fred Woodward, Steven Heller, Saul Bass, Herb Lubalin, Ivan Chermayeff y Tom Geismar.

AIGA no solo es pompa, mantiene un contacto directo con sus miembros a través de capítulos locales, en donde se organizan círculos creativos, días o semanas del diseño, conferencias y pláticas, además de eventos nacionales como su serie de conferencias sobre educación, prácticas profesionales y su reunión bianual. Hasta hace un lustro publicaba lo mejor del año en libros diseñados por sus mismos miembros (ahora los publica en internet), además de reconocer las mejores 100 portadas de libros del año y otras categorías.

Cuenta con una extensa bolsa de trabajo y vela por los intereses de la profesión, como hace un par de años, cuando Obama lanzó un concurso para diseñar un cartel para su campaña, el cual fue cancelado, entre otras cosas, por la protesta formal de este organismo al tratarse de diseño especulativo. Publica y actualiza constantemente los principios y normas básicas para el ejercicio del diseño y lograr prácticas sanas.

Ser miembro implica obtener descuentos al comprar equipo Apple, licenciar programas de Adobe a precios preferenciales o en la membresía de Shutterstock o Linda (uno de los portales educativos más grandes y completos en cuanto a diseño se refiere).

Es normal que, al tratarse de una asociación local que impacta mayormente a los norteamericanos no sea tan conocida en nuestro país. Lo relevante es la consistencia con la que AIGA ha crecido a lo largo del tiempo; lo que comenzó con reuniones en un pequeño salón, donde sus miembros debían asistir con su propia silla para poderse sentar, hoy se ha convertido en un ente funcional, influencia para todo un gremio relativamente joven.

En muchas otras partes del mundo existen organizaciones similares, como Design Council en Inglaterra o internacionales como AGI (Alianza Gráfica Internacional). La aportación que hacen institucionalmente está probada, al convertirse en voceros que ayudan establecer y estandarizar gran parte de las actividades y conductas de sus agremiados.

En México, aunque existen algunos organismos y organizaciones de diseño (como Quórum, la más reconocida; Adisión {con S, no es falta ortográfica} o ENCUADRE que engloba a las escuelas de diseño), el esfuerzo aún se encuentra muy desarticulado y con esfuerzos independientes para validar lo que pudiera forjarse como una institución fiable y sólida como AIGA. Esperemos algún día poder contar con un grupo realmente fuerte que logre coordinar esfuerzos y velar por los intereses de todos los diseñadores de nuestro país.