Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 754 vistas

Imprimir

Posted in:

Aprende a lidiar con los clientes que no pagan

Directorio Nacional de Diseño

Uno de los problemas que sufren los diseñadores freelance es tener que lidiar con los clientes que no pagan, pero ¿qué se debe hacer en esos casos? ¿Cómo se debe tratar con ellos? Lior Frenkel ha revelado esas respuestas.

Notas relacionadas
Más de 100 figuras humanas invaden Florencia
Reanult rediseña su logotipo; ahora es más audaz y brillante
4 tipografías que si debes usar en tu currículo


Design Taxi publicó un articulo sobre el libro electrónico How to deal with non-paying clients?, el cual fue escrito por Lior Frenkel y que busca ser un auxiliara para que los diseñadores puedan cobrar por su trabajo y no permitir un abuso de tales magnitudes.

Frenkel cuenta cómo es que llegó a escribir su libro, pues no fue mera coincidencia, sino que es producto del abuso de un cliente que no quería pagarle.

Durante seis meses, Frenkel trabajó muy duro para construir un sitio web encargado por Mr. Sinister, descrito como el hombre que estaba tan entusiasmado con su trabajo, pero que después de presentarle la factura desapareció por completo.

Aunque pensó en contratar a un asesino a sueldo, decidió aprender y probar todo lo posible con el fin de recibir el pago a tiempo por mis clientes. Primero consultó a otros creativos, leyó libros e intentó todo lo que había aprendido.

El texto de Frenkel es para aquellos diseñadores que sufren con clientes que no pagan, pese a haber cumplido con las expectativas del proyecto y que son realmente difíciles de tratar, al grado de que no responden a los correos electrónicos.

Frenkel ¿se pregunta si hay medidas con el fin de disminuir la posibilidad de un cliente no pague al final? Lo primero que hay que hace, dice, “entender lo que está pasando en la cabeza de nuestro cliente.” En muchos casos, no pagan por pura maldadad, sino por muchas otras razones, imprevisibles. “Por ejemplo, cuando el cliente no está contento con su trabajo. Todos hemos estado en esta posición: Frente a pagar por un servicio que no nos sentimos era lo que pagamos.”

“No hay un estándar para medir si el trabajo se realiza o no. Si somos capaces de ponernos en las cabezas de nuestros clientes, es más fácil de entender lo que está sucediendo. Que no sólo nos permite llegar a una solución, sino que también ayuda a prevenir los problemas en el primer lugar. Sus clientes podrían no estar satisfechos con su trabajo si no lo ha comunicado lo que estás haciendo con ellos lo suficientemente bien, o si no confían en ti o su profesionalidad creativa”, dice Frenkel.

Por ello recomienda:

* Tener un buen contrato. No uno que te ayude a ganar en un tribunal sino que te ayude a evitar acabar allí.

* Durante el proyecto establece un primer pago tan pronto como sea posible

* Debes mantener una comunicación abierta. No te escondas detrás de tu Mac. Si estás en una buena comunicación con sus clientes, te aseguras que les gusta y será mucho más difícil de no paguen a tiempo.

Aunque en otros casos hay clientes que son más inmorales y son más difíciles de tratar, pero son los menos. Y concluye “ahora es el momento de hacerse la misma promesa que me hice a mí mismo hace dos años. Nunca Más.”

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *