Beauty: Pinturas clásicas cobran vida en un fascinante video

0
324

El animador y cineasta Rino Stefano Tagliafierro, siempre se ha caracterizado por transmitir a través de su trabajo la intensidad de las emociones de pinturas clásicas en combinación con otras formas de arte. En su último cortometraje toma prestadas algunas pinturas de Sir John Everett Millaisç o de William Adolphe Bouguereau para relatar de manera sublime y desgarradora el ciclo de la vida humana.

Notas relacionadas:
“Selfie”, el cortometraje que expone la verdadera belleza
El video musical que muestra los dramáticos efectos de photoshop
Inspirador proyecto de LEGO promueve el arte en niños invidentes

El proyecto resultante, Beauty, es un recorrido a través del ciclo de la vida humana, desde el nacimiento hasta la muerte, en donde los protagonistas son esas pinturas clásicas quienes narran una historia de manera absorbente. Mediante la adición sutil de la animación para las obras de arte que él eligió, Tagliafierro representa activamente el movimiento que está solamente siempre implícito en las piezas originales. El resultado es una impresionante serie inquietante donde las imágenes en movimiento parecieran estar realmente vidas de una manera surrealista.

Al respecto, el cineasta comenta, “la idea de la belleza que nace de la voluntad de transmitir las principales emociones que cada persona se encuentra a lo largo de su camino de vida“, dice Tagliafierro. ” El arte clásico siempre me ha atraído a mi y a mis emociones más intensas, así que decidí representarlas de esta manera”.

El diseño de este trabajo es totalmente contemplativo, ya que los hermosos adornos de las pinturas conformas iconos que representan diferentes etapas de la vida misma. Esta nueva pieza de arte es como un anhelo, pero al mismo tiempo es un ensayo que utiliza clásicas pinturas como un medio para expresar un viaje desde la etapa de nacimiento, las emociones de la juventud, los problemas del envejecimiento y finalmente la oda hacia la muerte.

Cada imagen fue realizada en un formato digital, en colaboración con su equipo, todos animaron dichas imágenes icónicas del arte con movimientos lentos y sutiles y brindando una dimensión totalmente diferente como nunca se había visto antes a estos cuadros. En el cortometraje se tocan otros temas como la sexualidad, la violencia y la imaginación.

El resultado final es una película de nueve minutos que abarca 115 pinturas de la historia, todo a través de una gran belleza que resplandece la vista de todos.

Captura de pantalla 2014-01-23 a la(s) 22.18.54

Captura de pantalla 2014-01-23 a la(s) 22.20.57

Captura de pantalla 2014-01-23 a la(s) 22.20.30

Captura de pantalla 2014-01-23 a la(s) 22.19.46

Captura de pantalla 2014-01-23 a la(s) 22.19.20