Bibendum, la primer mascota del branding, cumple 115 años de existencia

0
92

A lo largo de poco más de un siglo, la mascota de Michelin, Bibendum, ha sobrevivido publicitariamente hablando y logrado adaptarse a los nuevos tiempos en cuanto a diseño, logros que son bien reconocidos por los diseñadores.

Notas relacionadas:
Las mascotas publicitarias: 5 ejemplos exitosos
Los 10 colores que más venden y atraen en publicidad 
El diseño gráfico en el posicionamiento marca 


Esta mascota nació cuando los hermanos Edouard y André Michelin observaron una pila de neumáticos que se encontraba en la Universal y Colonial de Lyon en 1894, se asemejaba a la figura de un hombre, pero sin brazos.

Poco tiempo después conocieron al dibujante francés Marius Rossillon, conocido como O’Galop, quien le mostró a André una imagen que había realizado para una cervecería de Munich en la que se representaba a un hombre que sostenía una jarra de cerveza y decía “Nunc est Bibendum”, pero a André sugirió reemplazar el hombre por una figura hecha de neumáticos.

640px-Michelin_Poster_1898

O’Galop realizó el primer cartel para la marca y durante 15 años la compañía utilizó ese formato de póster en el que mostraba sobre la mesa las últimas novedades en neumáticos.

Pero el ingenio de O’Galop no fue el único que aportó al diseño de Bibendum, pues otros dibujantes como Roger Borders, E. L. Cousyn, Arthur Norman Edrop, Grand Aigle, Albert Philibert, Fabien Fabiano, René Vincent Rageot, también aportaron a su diseño.

BibendumDeportista

La publicidad y su popularidad, hicieron que Bibendum fuera considerado un símbolo de la modernidad y hasta inspiración para los artistas.

Al principio, Bibendum usaba anteojos, los cuales le fueron retirados. La mascota apareció en desfiles y eventos deportivos. Además durante 1960, Bibendum perdió peso y dejó de fumar su cigarro.

momia

Bibendum es el gran ejemplo a seguir de las mascotas del branding, un personaje versátil y carismático que ha sabido mantenerse en el gusto del público.

michcolumbine1280

bibendum_michelin_26