Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 9,374 vistas

Imprimir

Posted in:

Brainstorming, el detonador creativo

México, D. F.- En ocasiones las reuniones de trabajo pueden ser insoportables y poco provechosas. Sin embargo, una buena lluvia de ideas puede hacer que un simple insight detone en algo genial. Aceptémoslo, a la mayoría nos desagradan esas reuniones de trabajo donde todos están revisando su Facebook personal mientras alguien intenta convencernos de que tiene la mejor idea, que por lo general es basura. Sin embargo los demás lo aceptan, ya sea para que se acabe lo antes posible la junta o porque nadie escucha con atención. Sin embargo, hay una práctica que resurge cada vez con mayor fuerza entre los : el Brainstorming.

Ideas en cascada

Esta dinámica fue implementada por primera vez en 1938 por Alex Faickney Osborn, y transformó para siempre la manera en que individuos aislados buscaban la mejor idea, para ser el grupo el que al final encuentra la mejor solución. Todo comienza con la aportación de ideas y en base a estas primeras surgen otras más estructuradas y enriquecidas, que al final pueden ser el origen de algo excepcional.

“Creo que las ideas se dan de mil maneras, una de ellas es haciendo brainstorming. Es una muy buena dinámica para solucionar problemas en equipo. Por otro lado, no creo que exista un momento en el que sí se debe hacer brainstorming, y otras veces en las que no. Pero cuando quieres involucrar a más personas en la solución de un problema es excelente, menciona Mark Alazraki, director general de Next Step. Agrega que la finalidad de esta herramienta es sin duda, llegar a una solución creativa, única, sencilla, e inesperada. En cuanto a si el brainstorming es un elemento fundamental del proceso creativo, Alazraki enfatiza: “Creo que sí lo es.  Desde un punto de vista empírico puedo decir que he visto como un brainstorm soluciona problemas de forma única”.

Héctor Fernández, vp creativo de Publicis menciona: “Si una idea no te hace sentir algo, entonces no sirve. Las buenas ideas, crean incomodidad porque no es lo visto ni probado y entonces, hay conflicto al no poderse juzgar contra lo ya probado”. Por su parte, Luis Ribó, vp creativo de BBDO advierte que en materia publicitaria las ideas son para generar negocio: “Cuando vemos un mensaje nos damos cuenta cuando atrás hay una buena idea. Las grandes ideas tienden a expandirse y tener un carácter universal”, señala.

Brainstorming para digital

Hoy las marcas están realizando este tipo de dinámica fuera de sus oficinas a provechando las nuevas tecnologías donde incluyen a sus propios consumidores para que aporten ideas: “Utilizando redes sociales puedo acceder a ciertos grupos de personas que puedan ayudarme a crear mi producto, conociendo sus gustos y si así seguir profundizando. La herramienta de brainstorming puede ser bastante útil, y si logro entender las preferencias y tomar nuevas ideas que pueda contener mi producto lograré materializar mi idea y testearla directamente en las redes sociales relacionadas a esta nueva idea”, señala Salvador Misle, del Taller de Creatividad de la Magister en Ingeniería Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Concluyendo, el brainstorming debe ser una práctica que permée en todas las áreas de una agencia, no sólo en los departamentos creativos, sino desde la parte financiera, la dirección general, la de investigación de mercados, etc. Cuando las ideas creatives fluyen de manera horizontal son más ricas y sólidas para el cumplimiento de los objetivos de los clientes.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *