Branding: qué es una guía de estilo y lo que incluye

0
9350

El lenguaje del dinero es la mejor arma que tienes como diseñador para convencer a un cliente de que su marca debe contar con una guía de estilo, pues ese manual le permitirá ahorrar mucho dinero, pero también debes saber qué es exactamente.

Notas relacionadas
Para no diseñadores: 17 términos del argot del diseño
Infografía: Volkswagen y Renault revitalizan su identidad visual
Whitepaper: Guía de branding para diseñadores


En muchas ocasiones los diseñadores, creativos y marketeros pasan por alto la necesidad de contar con una guía de estilo, pero por más pequeña que sea una empresa es necesario tener una, ya que ahorrará mucho dinero y evitará que se comentan errores contra la marca (otro gran argumento para convencer al cliente).

Si bien el principal argumento es el ahorro del tiempo, también lo es del dinero y las toneladas de frustración, porque una guía de estilo facilita crear y mantener los materiales para marketing y diseño. Además da las instrucciones más precisas sobre cómo deben hacerse las cosas y aseguran que cada elemento visual que producen sea consistente.

Pensar que sólo es cosa del diseñador, es una idea errónea, pues si el diseñador se va, con él se van las medidas, los tipos de tipografia, entre otros. O en otro caso, si crece el equipo de diseño, ellos no conocerán todos lo detalles.

En el caso de que seas un diseñador freelance y hayas hecho algún proyecto de identidad para un cliente y este te pide de nuevo trabajar para él, es posible que no te sepas de memoria las características que tu mismo hayas creado.

Las guías de estilo también aseguran que el trabajo creado para una marca no se ve perjudicada por algún nuevo diseñador menos calificado o que no entiende cómo debe trabajar el diseño. ¿Acaso quieres ver tu marca por los suelos?

Elementos básicos

No hay una receta para contar con una guía de estilo, pues cada una se construye en función de la complejidad de la marca. Sin embargo, existen elementos de diseño que nunca se deben perder de vista como son:

1. Fuentes
Cada marca debe tener un conjunto coherente de fuentes que se utiliza en todos sus materiales. La guía de estilo añade las fuentes y ejemplifica y especifica su uso.

2. Colores
Los colores utilizados por una marca deben especificarse con el mayor detalle posible, como el especificar los códigos hexadecimales para uso en la web, en CMYK, Pantones

3. Logotipo
El tamaño y la colocación del logotipo en los documentos, las formas de uso correcto, las prohibiciones, usos alternativos; cuánto necesita espacio vacío para rodear el logotipo para que no pierda su efecto. Entre otras cuestiones.

4. Iconos, señalizaciones u otras imágenes
La guía de estilo también debe señalar si existen íconos, sistemas de señalización u otras imágenes relacionadas con la marca, su uso, la prohibición de uso, cuándo se utilizan, en qué se utilizan, entre otras especificaciones.

5. Directrices de copys
Esta es un poco más opcional, pero pueden ser incluidas las especificaciones sobre cómo escribir los textos al ser parte del posicionamiento de la empresa a través de la comunicación escrita.

6. Elementos específicos en la web
En la actualidad es muy importante la parte web, por lo que ahora también se recomienda incluir especificaciones como los estilos de botón, la jerarquía, cómo debe aparecer un formulario, si deben tenerse múltiples páginas.

7. Otros elementos
La guía de estilo también pueden incluir la historia de la marca, la visión, filosofía, valores y la personalidad. Las directrices de medios sociales, incluyendo los tipos de mensajes que deben ser compartidos y cómo los elementos de marca diferentes se debe utilizar en sitios de medios sociales. Así como los diseños y estándares para usar en la red, en impresiones (folletos o tarjetas de presentación).

Copyright Trademark Brand Branding Marketing Concept