Breve explicación de la teoría de color | Principios del Diseño Gráfico

0
1880
explicación de la teoría de la color
Foto: Bigstock

Todos tenemos un compañero cuyos proyectos están basados en la explicación del teoría del color (sí no sabes quien es, tenemos que informarte que ese personaje eres tú), lo anterior no tiene nada de malo, pero es una hipótesis muy extensa y que abarca muchas variedades, por lo que a continuación te recordamos algunos de los puntos más destacables.

Quizá  te interese: ¿Qué son los colores complementarios y cómo usarlos a nuestro favor?

Colores cálidos y fríos:

El círculo cromático se divide principalmente en dos, los colores fríos y cálidos, esto se logra dividiéndolo a la mitad.

Cálidos:
Son aquellos que nos dan una sensación más “calurosa”, de empatía, pasión, alegría, entusiasmo y energía.

Fríos:
Estos colores no siempre se asocian a la “frialdad” también reflejan seriedad y profesionalismo.

Colores primarios, secundarios y terciarios.

Modelo RYB (subtractivo).

Primarios: 
De acuerdo a dicha hipotésis, los colores primarios son el origen de todos los demás y no se pueden formar por otros. Estos son el rojo, amarillo y azul.

Secundarios:
Estos se forman con la combinación de dos de los colores anteriores, por lo que en total se forman otros tres: naranja, verde y morado.

Terciarios:
Estos últimos se crean al combinar un color primario y uno secundario, dando un total de seis nuevas tonalidades.

Esquemas y combinaciones de colores:

Los conceptos que más nos atañen son precisamente las combinaciones de los colores, esto con el objetivo de que sean armoniosos a la vista, pero con una relación específica en el círculo cromático, las cuales son las siguientes.

Complementarios:
Estos son los que son visualmente más armoniosos porque crean un balance y contraste perfecto, se encuentran exactamente enfrente el uno del otro en el círculo cromático.

Análogos:
Son aquellos colores que se encuentran exactamente a lado de un tono determinado, es decir a la izquierda y a la derecha, éstos son la base del esquema armónico en la elección de colores.

Triádica:
Como lo dice su nombre, se trata de tres colores equidistantes dentro del círculo cromático, por lo que ofrece un contraste visual fuerte pero manteniendo la armonía, es decir, es llamativo pero “sutil”.

Split complementarios:
Consiste en tres colores, tal y como el anterior, pero para crearse se selecciona un tono y sos más adyacentes a sus complementarios.

Tetrádica (doble complementarios):
Este sistema es muy variado puesto que utiliza sos pares complementarios, por lo que se crea una especie de rectángulo dentro del círculo cromático, para utilizar esta composición es necesario que consideres uno o dos tonos como los dominantes, de lo contrario podría ser difícil armonizarlo.

Esquema cuadrado:
Como su nombre lo propone, se trata de elegir cuatro tonos que formen un sistema de ángulos rectos, al igual que el anterior es importante elegir uno predominante para conseguir la armonía.

Información de: agrego.com.ar