¿Cansancio tras el descanso? Recupera tu creatividad con 5 tips

0
39
Behance

Comenzar con las actividades creativas de cotidianas después de unos días de descanso  puede llegar a ser muy complicado, pero dado que es imposible detener el tiempo lo mejor disponerse a hacerlo de la mejor manera y para ello se enumeran cinco recomendaciones básicas que te ayudarán a dar pasos creativos efectivos.

1. Duerme bien
Dormir adecuadamente es esencial para recuperar energías tanto corporal como mentalmente y ambos aspectos son primordiales para desarrollar tu creatividad. Casi todas las personas tienen un tiempo de sueño de entre seis y ocho horas, para hacerlo sin contratiempos se recomienda evitar distracciones antes de dormir, tales como el uso de ordenadores, teléfonos tabletas, televisores u otros objetos que estimulan a la mente y no propician el descanso. Una buena manera de promover el sueño es a través de ejercicios de respiración.

2. Come bien
La nutrición es un factor importante en cada aspecto de nuestra vida, por ello es importante hacerla de manera balanceada. Alimentos como las nueces, pescados, avena y té, por ejemplo, proporcionan antioxidanes, hierro, proteínas y otros nutrientes necesarios para desarrollar la creatividad. Por otro lado, evita las grasas, irritantes y otros alimentos que dificultan la digestión y propician el cansancio. Come a tus horas: se recomiendan tres comidas importantes durante el día y dos ligeras entre ellas.

3. ¿Aprovechaste tus tiempos de descanso?
El tiempo de descanso suele ser breve o al menos esa es una percepción generalizada, por ello es necesario saber aprovechar estos lapsos, utilizarlos para el asueto, la realización de actividades recreativas y lúdicas, las cuales promuevan la recuperación del cuerpo y que también estimulen la creatividad. Viaja, realiza paseos, no te quedes en casa. Si en este asueto tuviste oportunidad de aprovechar realmente tu asueto, excelente… si no, procura hacerlo la próxima vez.

4. Realiza actividad física
Los beneficios del ejercicio son generalizados: propician un buen funcionamiento del cuerpo, te ayudan a mantener un buen aspecto y permiten despejar la mente. El ejercicio produce endorfinas, las cuales permiten a la mente llegar a un estado de relajación y bienestar, además de ser un estimulante para la mente y la creatividad.

5. Evita malos hábitos
Hay malas costumbres que involucran a cada uno de los cuatro puntos anteriores -desvelarse, no comer a tus horas, mal pasarse, tener una vida sedentaria- a las cuales, si le sumas otros malos como el café en exceso, el alcohol y otros males, propiciarán una disminución significativa de tu creatividad. Así que cuida lo que haces y toma conciencia del valor que tu trabajo necesita y procura que tus capacidades afloren en todo momento.