Comer insectos es un lujo y este sexy envase hará que quieras probarlos

0
151

Es verdad que dos millones de personas en el mundo ya comen insectos de forma natural, pero también es verdad que el resto aún piensa que una hormiga o un escorpión no es comida deliciosa. Pero, ¿cómo hacer para que todo el mundo coma insectos? He ahí el reto más grande.

Notas relacionadas:
La Muerte CALAdeVERAS: el concepto gráfico que inspiró un packaging en Día de Muertos
Puedes saber diseñar pero, ¿sabes cómo proteger tu propiedad intelectual?
25 poderosas campañas que se mezclan con el ambiente urbano

Si te atreves a comer pollo frito entonces debería ser normal que también te comas un gusano o un chapulín frito, por lógica. Por alguna extraña razón la cultura y la educación se ha encargado de infundir cierta creencias sobre el hecho de comer algunos animales poco comunes, en su mayoría bichos.

Durante el año pasado, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación publicó un informe afirmando que el mundo sería mejor si comiera insectos. Los grillos, por ejemplo, tienen una mayor cantidad de proteína, más vitaminas y minerales que el pollo, y tienen una mejor huella de carbono.

3037621-inline-i-2-can-better-packaging-convince-more-people-to-eat-bugs

Para incentivar a más personas a comer insectos, una pequeña empresa belga llamada SexyFood, se dio a la tarea de tratar de vender gusanos y otros insectos como bocadillos de alta gama.

Cada bocado se envasa en una lata negra y oro para incrementar el lujo del producto. En lugar de mostrar una imagen de lo que hay dentro, el envase está enumerado como un homenaje al perfume Chanel.

“La idea era dar una sensación misteriosa” dice Steven van Boxtel de Atelier Design. “En nuestra cultura no es una costumbre el comer insectos, por lo que presentarlos como comida normal sería un poco obvio. Nuestra cultura también lo ve con asco y la idea era evitar eso, presentarlo como una experiencia”, concluye.

SexyFood vende bichos que van desde los escarabajos, chinches de agua gigante y escorpiones negros. De hecho, se afirma que si se colocan en una fiesta, las personas no preguntarán qué son, simplemente los comerán por su elegante diseño; después de eso todos querrán comer insectos. Posiblemente para el año 2050, todos ya coman insectos, esto de acuerdo a la FAO.

¿Los comerías si su presentación fuera más elegante?

3037621-slide-s-5-can-better-packaging-convince

3037621-slide-s-2-can-better-packaging-convince

3037621-slide-s-4-can-better-packaging-convince