Cómo afecta a nuestro cerebro el no dormir bien

0
1557

La recomendación para los adultos es dormir de 7 a 8 horas diarias, sin embargo, somos muy pocos los que cumplimos esta jornada de sueño. Después de una noche inquieta en la que no dormiste bien, le sumas un café y el estrés del tráfico en nuestros auto o el transporte público, promete ser una batalla que puede tener serios impactos en nuestra productividad. Pero, además de esto ¿sabes cómo afecta a tu cerebro el no dormir bien?

Si quieres saber qué le está sucediendo exactamente a tu cerebro la mañana después de una noche de insomnio, el sitio FastCompany recopiló información de varios expertos que nos explican exactamente qué sucede con nuestro cerebro cuando no dormimos lo suficiente.

Sin respuestas en tiempo real

El no dormir bien disminuye el estado de alerta de tu cerebro, así como el tiempo de respuesta. La psicoterapeuta Jenny Maenpaa menciona que de acuerdo con diversos investigadores, el comportamiento letárgico y el procesamiento mental más lento están ligados con la mala calidad del sueño.

Aunque tu rendimiento no dependa de la precisión de un cirujano o un piloto de avión, si continúas con la falta de una buena rutina de sueño, con el tiempo descubrirás que tu estado de alerta y rendimiento sufrirán las consecuencias de una mala noche. “Esto puede reflejarse en errores prevenibles, correos electrónicos e informes mal escritos, o una revisión crítica del desempeño”, menciona Maenpaa.

Olvidar cosas

¿Por qué cuando estamos privados de sueño es más difícil recordar cosas? De acuerdo con la terapeuta Heather Turgeon, cuando no tenemos una rutina de sueño adecuadas se reduce la actividad cerebral en las áreas involucradas con la memoria del trabajo. Lo que significa que disminuye nuestra facultad de retener información o pensar creativamente.

No obtener suficiente sueño reparador podría interrumpir la formación de recuerdos. Durante el día, es posible que no nos sintamos tan agudos y que no tengamos una comprensión tan clara de la información que aprendimos el día o la semana anterior“, explica Turgeon.

Noticias relacionadas:

5 consejos que debes aplicar para ser un diseñador más productivo
¿Qué tipo de creativo eres? Descúbrelo con este quiz de Adobe
10 consejos para tu rutina matutina y ser más creativo

Mente ansiosa y caótica

Expertos afirman que al momento de que nuestro cerebro cae en un sueño profundo le da oportunidad a nuestra mente de liberar energía negativa y estresante. “Los investigadores creen que el sueño nos ayuda a analizar de una mejor manera experiencias recientes que fueron intensas para nuestro cerebro mediante conexiones entre neuronas que nos permiten despertar más tranquilos sobre esas experiencias“, menciona Maenpaa.

Tal vez de aquí venga la expresión lo voy a “meditar con mi almohada”, ya que un buen descanso cerebral permite a nuestra mente una perspectiva más clara de las situaciones.

Pero si el cerebro no tiene este descanso, puede sentirse abarrotado, y podría tener dificultades para domesticar sus pensamientos. Esto puede conducir a una mayor ansiedad que no disminuye en el transcurso de la jornada laboral.

No controlar tus impulsos

Cuando no descansas bien, nuestros instintos animales más arraigados en la profundidad de nuestro ser surgen cuando no dormimos lo suficiente, por lo que puedes estar más irritable y responder a ciertos impulsos que normalmente no te afectan cuando estás bien descansado.

Tenemos tiempos de reacción más lentos, podemos prestar menos atención a los matices en las situaciones y tenemos una capacidad reducida para controlar nuestras reacciones emocionales inmediatas“, menciona la psicoterapeuta Maenpaa.

Cuando nos sentimos agotados nuestro cerebro cree que está involucrado en una situación de ‘lucha, huida o congelamiento’, y apaga todas las funciones no esenciales que serían innecesarias en una situación cercana a la muerte”, dice Maenpaa. “Esta alarma de incendio interna también altera la forma en que el cerebro controla el estado de ánimo, la motivación y el miedo”.