Cómo diseñar el menú para un restaurante: 6 tips

0
749

Un menú es más que una lista de precios y platillos que tiene un restaurante, es más bien la herramienta con la que este tipo de negocios pueden abrir el apetito de los comensales, pues de la vista nace el amor.

Notas relacionadas
Los 8 elementos UI que debes evitar en tu diseño web
7 etapas para llevar tu creatividad a sus límites
5 formas de comenzar un proyecto de diseño por 5 creativos


Es por ello que a la hora de diseñar el menú para un restaurante, debes tomar en cuenta algunos consejos.

1. Cuida los patrones de lectura

Aunque por años se tenía que creencia de que los comensales leían el menú desde la esquina superior derecha, resulta que no es así y que lo leen como si fuera libro, por eso debes comenzar a resaltar desde la esquina superior izquierda.

2. Lógica y orden

El menú debe contar con una lógica en lo que se sirve, por ejemplo las entradas, los aperitivos, las bebidas, las sopas, etcétera.

3. ¿Con o sin fotografias?

El uso de fotografías para mostrar los platillos depende de algo muy sencillo: el tipo de restaurante. Es decir, pocas veces un restaurante elegante debe mostrar imágenes de los platillos que prepara, más bien deben quedarse a la imaginación, pero se pueden jugar más con ilustraciones elegantes; mientras que un restaurante para un público más amplio puede usar fotografías de los platillo, en calidad profesional y moderadamente. Utilizar muchas fotos es de mal gusto hasta para ese tipo de locales.

4. Ilustraciones

El uso de ilustraciones para diseñar un menú puede ser más benéfico para el negocio, pues le otorga más personalidad a este tipo de empresas.

5. Uso moderado de signos de precio

El uso de los signos de precio debe ser moderado, omitirlos es mejor y sólo poner el precio. El porque sobre esto es que los comensales pueden consumir más si se evita hacer énfasis en el signo del precio.

6. Tipografías y colores

Aplica los principios de diseño básicos de tipografía y de colores ene este tipo de proyectos, por ejemplo, no utilices más de tres fuentes, que sea legible y puedan distinguirse los nombres de los platillos de las descripciones. En cuanto a la elección de colores, esta debe ser con base en el público al que se dirige el negocio, por ejemplo, un restaurante de gama alta o clásico no usará una paleta de colores brillantes, sino una más suave.

Vía: 99Designs

Imágenes: La carbonera
y La Celestina