Cómo diseñar una tarjeta de presentación que no termine en la basura: 6 tips

0
553

Una tarjeta de presentación cuyo diseño esté bien respaldado, se distinguirá entre toda la multitud de competidores, además de que ofrece legitimidad al propio negocio, esto a pesar de que la era digital día con día crece, un buen negocio se concreta siempre al entregar una tarjeta que impacte y llame la atención de quien la reciba.

Notas relacionadas:
5 secretos para lograr un portafolio de diseño gráfico exitoso
15 E-Books para diseñadores
Los 10 diseños de logos más antiguos del mundo

Una tarjeta de presentación o de visita siempre deja una buena impresión a quien se le entrega, sobre todo si ésta cuenta con un diseño atractivo y creativo se destacará de las demás por su impresión, material, colores, tipografía o por el valor agregado.

A pesar que dentro de las mismas oficinas cada vez sea menos el uso de papel y de impresión, y ahora la tarjeta vaya insertada al finalizar un e-mail, la humilde tarjeta de visita es aún uno de los pilares de los negocios. Si no se tiene una tarjeta que entregar a futuros clientes o colaboradores, se está perdiendo una oportunidad de mercado clave.

No todas las tarjetas son diseñada de la misma manera, sin embargo, vivimos en un mundo donde las pequeñas empresa diseñan sus propias tarjetas y las solicitan al mayoreo y al menor precio haciendo que el valor de éstas se pierda al no invertirle lo suficiente, lo que quiere decir que hay un montón de tarjetas mal diseñadas que se entregan por todo el mundo.

Así que, con todo esto en mente, a continuación te presentamos seis consejos para un diseño innovador y eficaz para que una tarjeta no termine en la basura:

01. Saber utilizar los principios básicos de diseño

Puede parecer obvio, pero vale la pena reiterar que una tarjeta de visita es un pedazo de material impreso como cualquier otro. Debido a esto, los principios básicos del diseño deben ser aplicados a las tarjetas de visita:

– Mantener por lo menos 5 mm desde el borde de corte
. Trabajar en 300dpi para la mejor reproducción de imágenes
– Asegurarse de mantener un tamaño mínimo para que la tipografía mantenga la legibilidad
– Diseñar en CMYK a menos que usted está trabajando exclusivamente con colores planos
– Utilizar una cuadrícula para diseñar las tarjetas para así asegurarse de que la alineación sea recta.

tip01

2. Ser creativo con las limitaciones

Hay un tamaño “estándar” para tarjetas de visita, dependiendo en que parte del mundo se esté. Al Trabajar dentro de este pequeño lienzo se puede ser creativo con el espacio: empezar por considerar la información clave que se desea incluir, que normalmente es un nombre, número de teléfono y dirección de correo electrónico, a partir de esa información se puede empezar a planear la estructura del diseño.

tip03

3. Utilizar acabados especiales

Una manera instantánea para agregar impacto a una tarjeta y hacer que se destaque entre la multitud, es el uso de un acabado especial. Acabados especiales incluyen gustos de las tintas, punto-UV y metálicos, esto puede agregar un costo significativo a la impresión. Lo que ofrecen, sin embargo, es la oportunidad de hacer de la tarjeta algo más táctil, visualmente impresionante y memorable.

tip04

4. Utilizar materiales inusuales

La mayoría de las tarjetas de presentación se imprimen en papel regular. Esta es la opción más rentable para la impresión de las tarjetas. Si se está dispuesto a ser un poco más creativo, puede imprimir sobre todo tipo de materiales diferentes, incluyendo plásticos transparentes, metales, madera e incluso pizarra.
Tener en cuenta que las tarjetas tienen que ser portátiles y fácil de archivar en un bolsillo o en el maletín.

tip06-2

5. Que sea útil

Uno de los problemas con el papel es que está en todas partes. Algunas personas se aferran a cada pedacito de papel que reciben, mientras que otros son mucho más despiadados y reciclan en la primera oportunidad. Para evitar el riesgo de ser reciclados, hacer del trabajo de la tarjeta de negocios algo más que una simple tarjeta.
Algunos ejemplos son la tarjeta de visita que actúan como un soporte para pinzas para el cabello o la que se convierte en un sillón miniatura para un teléfono.

tip07

6. Reciclar tarjetas viejas

Tarjetas de visita, tarjetas postales antiguas o embalajes son reutilizados constantemente para dar una nueva vida a las tarjetas de presentación. El reciclaje ayuda al medio ambiente y permite expresar la creatividad en formas nuevas y emocionantes.

tip09