Creatividad visual: ¿Quieres un aumento de sueldo? Tenemos 8 tips

0
55

Si eres un creativo visual que se desempeña en el mercado laboral, ya sea dentro de una agencia creativa, como parte del equipo creativo de una empresa, en la docencia o en cualquier otro espacio de trabajo, sabrás lo competitivo que está el ambiente y las dificultades que puedes llegar a experimentar para obtener mejoras en tu sueldo.

Tenemos para ti las siguientes ocho recomendaciones que te ayudarán a obtener una buena promoción y una mejora en tus percepciones monetarias.

1.- Averigua cuánto se percibe comúnmente por tu trabajo
Puedes consultar con colegas, revisar sitios con ofertas laborales acordes al trabajo que desempeñas y averiguar también cómo se llevan a cabo las promociones en la compañía para la que trabajas. Estos datos te ayudarán a hacer, en un momento dado, una solicitud de mejora de sueldo que sea razonable.

2.- Aprende a venderte
Debes saber exactamente cuál es la labor para la que estás contratado, las mejoras creativas que has podido implementar, conocer tus fortalezas creativas, tus áreas de oportunidad y aprender a argumentar por qué conviene tu promoción y permanencia al interior del equipo de trabajo. Saber venderte, pues.

3.- La antigüedad no es suficiente
Si tu argumento central para solicitar un mayor salario es el tiempo que llevas dentro de la empresa, mejor olvídalo. Y es que si durante cierto tiempo no has obtenido aumento ni promoción alguna por tu trabajo, difícilmente serás atractivo ante los ojos de los patrones. Haz méritos no te atengas a ese tipo de argumentos.

4.- No te compares con los colegas
En muchas ocasiones los logros laborales y premios se fomentan de manera personal ya cada empleado se le promociona de un modo diferenciado. No te compares con los colegas, ellos se encargarán de hacer su propia labor de convencimiento y mostrarán sus propios méritos.

5.- No amagues con renunciar
No hay nada peor, cuando se busca crecer dentro de un espacio laboral, que tener actitudes agresivas o incómodas. Olvídate de chantajes o amenazas de renuncia. En todo caso ten temple, solicita las cosas siempre con la mejor actitud, sin menospreciar tus habilidades, pero sin faltar al respeto a nadie.

6.- No te rindas
Es probable que en un primero, segundo y hasta tercer intento no obtengas el ansiado aumento de sueldo, pero no desesperes, de lo que se trata de hacer méritos, volverte notable ante los ojos de tus superiores y esperar a que tu desempeño hable por ti… lo cual no significa que dejes de hacer tu propia labor de convencimiento.

7.- Guarda discreción
No divulgues con todo el mundo tu negociación, entre menos personas lo sepan, será mejor y el estado de tal situación no se enrarecerá. Sé discreto, del asunto deberàn saber tu jefe y, acaso, la persona de recursos humanos que está para ello.

8.- ¿No te convences? Busca otras oportunidades
Si después de seguir cada uno de los pasos anteriores sigues sin obtener un resultado favorable, es probable que hayas llegado a un punto de incomodidad dentro de tu espacio laboral. Evalúa la situación y no tengas miedo a buscar nuevas oportunidades de trabajo en otros ambientes.