Creativo controlador: aprende a identificar a este colega nocivo y huye de él

0
45

La creatividad visual necesita del trabajo en equipo y la coordinación de hombres y mujeres profesionales que provienen de diferentes especialidades gráficas, con todas esas personas hay que llegar a acuerdos y laborar en armonía y para ello se necesita tener un buena actitud y la disponibilidad de aprender, retroalimentarse y de admitir que no existe la perfección absoluta.

Pero no siempre es posible llegar al acuerdo y a la armonía creativa, sobre todo cuando las personas con las que hay que relacionarse no tienen la mejor de las actitudes. Para evitar personas conflictivas o nocivas hay que saber identificarlas y los rasgos que se enumeran a continuación describen al profesional creativo controlador. Si te encuentras frente a una persona con estas carcaterísticas lo mejor es optar por no trabajar con ella.

1. Se victimiza
Es el tipo de profesional del diseño que nunca es culpable de nada y suele anteponer motivos múltiples para no cumplir con su responsabilidad. Suele creer que sólo lo malo le ocurre a él.

2. Siempre entra en conflicto con los demás
Esta persona busca generar diferencias de opinión y aprovecha las ausencias para referirse mal de quienes no están, su actitud genera el riesgo de romper relaciones laborales o personales.

3. Querrá conocerte a detalle
Con la cercanía constante, el maniipulador buscará siempre hacerte marcaje personal, procurará conocerte a fondo, saber tu agenda de actividades y se acercará a ti para ganarse tu confianza. Con ello tratará de conocer tus debilidades hasta tomar decisiones en tu nombre, lo cual te puede generar problemas serios en tu trabajo.

4. Buscará que te sientas culpable
Cada vez que surja alguna dificultad y sin importar quién sea el responsable, optará por deslindarse de la culpa y buscará la manera de que tú la asumas.

5. Mentirá en su beneficio personal
Como el manipulador siempre busca deslindarse de las culpas, tendrá que faltar a la verdad en su proceso para involucrar a los demás en las dificultades que pudieran surgir en medio del ajetreo del trabajo creativo.

6. Pide favores y no los devuelve
Una regla ética básica dicta que cuando alguien nos hace un favor nos “comprometemos” con realizar por aquella persona alguna acción en recompensa, pero el manipulador no sabe de esta regla no escrita, o so la sabe, sólo la aplicará en su propio beneficio… y ni las gracias dará.

7. Querrá que hagas las cosas por él
Por último, el manipulador logrará que seas tú quien desarrolle la mayor parte del trabajo -o incluso todo- y el se llevará el mayor crédito frente a los clientes, patrones y superiores jerárquicos.