Deborah Sussman: diseñadora

0
2317

Existen diseñadores que aprendieron a trabajar antes de que la computadora invadiera nuestras vidas. Tienen una visión diferente a los demás, ellos no juegan con diferentes tipografías en la pantalla ni piensan en qué programa sería mejor hacer tal o cual cosa. Es una generación que contiene a una pléyade de figuras icónicas que hoy seguimos y admiramos. Cuando pensamos en ellas saltan nombres como Saul Bass, Adrian Frutiger, Chermayeff y Geismar o Massimo Vignelli.

Notas relacionadas:
El signo de nuestros tiempos
Entendiendo el rediseño del Tec
Lista de deseos para 2014

deborahsussmanImágenes de Sussman-Prejza & Co.

A esta generación perteneció Deborah Sussman, diseñadora neoyorkina que murió el pasado 19 de agosto a la edad de 83 años. Estudió en Chicago, pero trabajó prácticamente toda su vida en la costa Oeste, en Los Angeles para ser precisos. Estuvo cerca de 10 años trabajando con Ray y Charles Eames para clientes como IBM y Ford Foundation. Desde ahí aprendió a trabajar con la tercera dimensión, desarrolló su sentido del negocio e imagen pública cuando cuestionaba a Charles Eames por qué su crédito no podía aparecer en las obras que producía en el despacho.

Se casó con el arquitecto Paul Prejza y juntos fundaron su firma (Sussman-Prejza & Co.) en el que Sussman tuvo oportunidad de realizar dos de sus proyectos más icónicos: los espacios públicos en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 84 y posteriormente la señalética y sistemas de flujo para Walt Disney en Orlando.

Este primer trabajo —el de los Juegos Olímpicos—, fue reconocido por la revista Time como el diseño de la década en su edición de 1990 por su visión y vanguardia.

losangeles84Imágenes de Sussman-Prejza & Co.

Acuñó el término de «supergráficos» al referirse a algunos de sus diseños que resultaban más grandes e impactantes que la arquitectura misma. El haber encontrado la forma de romper la bidimensionalidad de sus diseños le permitió desbordar la tipografía e imagen para hacerlos interactuar con los espacios, no solo en vista, sino físicamente.

waltdisney
Imagen de Sussman-Prejza & Co.

Entre los reconocimientos que recibió, en 1987 fue recibida como miembro de AGI (Alianza Gráfica Internacional), en 2004 recibió la Medalla de las Artes de AIGA (American Institute of Graphic Arts) fundando además el capítulo Los Angeles, donde quedó más que manifiesta su aportación a la industria del diseño.

Sin duda alguna Deborah Sussman es uno de los íconos más importantes en el mundo del diseño actual, muchas de las cosas que hoy para nosotros son normales no podrían haberse entendido como tales sin su aportación.