Combate la procrastinación con estos 8 consejos

0
29
Para dejar de posponer tus deberes es necesario que actives tu mente y te propongas cambios en tu rutina, de esta manera lo lograrás.
Foto: Bigstock

Todos hemos sentido esa pesadez de un proyecto que no queremos empezar o que está estancado, lo posponemos una y otra vez hasta el punto final; a ese comportamiento se le conoce como procrastinación y seguramente te sientes identificado con el. Sabemos que es una sensación muy difícil de vencer, pero a continuación te damos unos sencillos consejos con los que podrás mejorar tu productividad y sobre todo, tus ganas de trabajar.

Quizá te interese: 3 apps que te ayudarán a estimular la creatividad.

  1. Administra tu tiempo: 
    Organizar tus tiempos de entrega y procesos te permitirán saber cuánto puedes avanzar cada día y cuánto puedes posponer. El objetivo es que progreses en el proyecto poco a poco.
  2. Horarios adecuados:
    No realices jornadas extenuantes, esto sólo conseguirá fatigarte más sin completar los proyectos, si no te es posible acomodar tu tiempo, procura darte un tiempo de unos 15-20 minutos para despejar tu mente.
  3. Cambiar la perspectiva:
    Tan sencillo como difícil, es fundamental que dejes de pensar en una obligación y disfrutes lo que haces, de esta manera no te pesará tanto.
  4. Comprometerse con lo asignado:
    Sin importar si eres freelance o no, el compromiso en tu trabajo es una pieza fundamental para cumplir con tus responsabilidades.
  5. Trabajar en ambientes productivos:
    Sabemos que esto no depende sólo de nosotros, pero siempre es conveniente tener un ambiente calmado o sin tensiones y construirlo para sentirnos cómodos.
  6. Ser realista: 
    Las actividades que realizas deben de estar dentro de tus capacidades, no intentes exagerar o comprometerte con cosas que no podrás terminar.
  7. Auto motivarse:
    Si te mantienes positivo es más fácil que estés apto para realizar las cosas que si te encuentras en negación, trata de auto motivarte con pequeños incentivos.
  8. Crea una metodología:
    Cada persona tiene formas para realizar un mismo procedimiento, a veces esto no lo tenemos identificado, pero puedes analizar, detectar e impulsar tu metodología para impulsarla.