Del Storytelling al Storydoing – Parte 2

0
176

Las buenas compañías cuentan historias, pero las grandes compañías son hacedoras de historias.

Quizás en tu mente tienes presente 2 o 3 marcas que amas y reconoces por las grandes historias que cuentan en cada spot, cada banner o campaña digital. Pero ¿Te has preguntado si esas compañías realmente están haciendo historia con ellas?

Notas relacionadas:
DEL STORYTELLING AL STORYDOING – PARTE 1
“STAY HUNGRY, STAY FOOLISH” – UNA ENSEÑANZA DE STEVE JOBS
¿EL DISEÑO ES ARTE?

El Storydoing es una tendencia relativamente nueva y trata de definir a ciertas marcas que son ejemplo a seguir en su estrategia de comunicación haciendo historias. Quizás el mejor ejemplo del Storydoing es Red Bull, quienes dictaron cátedra con su ya legendario Red Bull Stratos.

Red Bull demostró que es posible crear una historia donde todos estamos inmersos. Y es que no solo fuimos espectadores de la hazaña de un solo individuo, sino que fuimos protagonistas de uno de los eventos digitales más grandes de todos los tiempos.

Miles de tuits simultáneos, posteos en Facebook, millones de YouTube videntes, etc. Todos y cada uno tuvimos parte en la historia que quedó para la posteridad.

Las historias las hace la gente

En fechas recientes Kevin Spacey, actor y productor de Hollywood, habló en un festival sobre la realidad de la “televisión” moderna. Dijo, entre otras cosas, que el poder está del lado de la gente ahora, que la gente es la que decide si ve su serie en el horario habitual de transmisión o después, si ve un capítulo o 2. También habló de Storytelling, dijo que la gente está habida de historias y exhortó a los productores a arriesgarse por más buenas historias.

De ese memorable discurso podemos rescatar algunos puntos que son aplicables a cualquier campaña de marca:

1.- Los clientes están hambrientos de historias: Red Bull Stratos fue lo que la gente estaba esperando, una gran historia llena de heroísmo y fantasía que dio tema de conversación a millones de personas. Así que hagamos historia con ayuda de la gente a la hora de crear una estrategia de contenidos.

2.- Las historias contadas en partes jamás tuvieron tanta fuerza como hoy: El poder de una historia está estrechamente relacionado a su duración. Cuando se iba a lanzar la primera vez la cápsula del Red Bull Stratos todos estábamos atentos de las condiciones climáticas. El suspenso nos tuvo a todos pegados a la computadora o el Smartphone hasta que se anunció que el lanzamiento sería pospuesto. Lo que pudo ser un gran error se convirtió en el detonador de más y más expectación alrededor del evento, así que cuando se anunció la “segunda parte” del intento se duplicaron los espectadores.

3.- Planea una estrategia de contenidos con base en estudios del comportamiento de tu target: Una de las razones por la cuales Netflix se está convirtiendo en una de las principales plataformas de entretenimiento, es porque ha demostrado con números que existe una gran demanda de contenidos On Demand. Este es un “nuevo” comportamiento que comienza a influir en las estrategias mundiales de las marcas, el hecho de que la gente puede escoger lo que quiere ver a la hora que lo quiere ver.

Hacer cosas que valgan la pena: Definitivamente la mejor enseñanza es que la gente está dispuesta a consumir historias, pero si son de calidad podremos llegar a su corazón con más facilidad.

El Storydoing es, en resumen, una manera de darle un significado más profundo a una historia permitiendo que esta sea contada por la gente, que sea alimentada por ella, que convierta una historia simple en una verdadera leyenda que la gente quiera contar y formar parte.