Desempolvando recuerdos para el Diseño Estratégico (mejor limpiador del mercado, llame ya)

0
7

Es complicado decirle a un negocio que ha vivido en una falacia. Mientras tu cliente sigue diciendo que lo que le ofreces no lo necesita pues tiene razón. Pues no eres capaz de lo que te pide. Tienes la educación, información, los estudios y el talento para hacer algo grande.; sin embargo no es lo que el cliente quiere.

Aún con toda tu preparación sigues siendo un neófito en la resolución del problema. El cliente sabe más que tu pues cuando el empezó a emprender tú aún no eras un proyecto de vida para tus padres. Es decir el tiene mayor conocimiento, sobre todo cuando su negocio va por la segunda generación de operación y ejecución.

Un negocio ya es muy complicado para que llegue a una tercera base (generación) intereses inter e intrapersonales optan por confundirse con ambición y poder. El abuelo quien lo había logrado ahora desde la cama del hospital ve como su bebé, su negocio se va desmoronando.

Para que sobreviva el alma del abuelo por lo menos dos o 3 miembros deben de ponerse y tatuarse el nombre del negocio. Y lo hacen y es por eso que no te necesitan pues ellos saben más que tu. Eres un joven que no entiende el mundo, ni los negocios ni las finanzas.

A Benjamín y a Rosalinda se les ocurre que para que el negocio de su abuelo, Filemón sobreviva hay que contratar espacios publicitarios. Caro, no te necesitan. ¿Qué tan difícil es levantar el teléfono y pedir una cotización para una plana el periódico local? Tampoco suena difícil mandar hacer volantes. Tampoco un espacio comercial en la radio local ¿o sí?

Tú que estás leyendo esto no eres capaz de lo que tu cliente te pide, eres un cero a la izquierda. Son cosas sencillas que el negocio familiar lo puede resolver sin ningún problema.

El cliente está acostumbrado recibir un “sí” como respuesta, pero recuerda que no eres capaz de hacer lo que ellos te piden que hagas, sino algo mejor. Cuando ellos escuchen que lo que ellos necesitan es totalmente basura te escucharan. Les dirás que para anuncios en medios masivos requieren de un posicionamiento de marca y de constancia, por lo tanto no es lo mismo escuchar un anuncio en radio que 100. A la vez se vuelve tedioso y aturdidor.

La foto antigua y el logo sin registro y sin alta calidad.
Eres capaz de demostrarle que no va por ahí, sino que el chiste es provocar nostalgia, añoranza y recordar momentos. Haz que tus clientes emitan sensaciones de sentirse en casa y de probar esos productos como el que hacia la abuela o el rey de la colonia.

Recuerda que los negocios locales sobrevivieron por la calidad del producto y establecieron una comunicación C2C, si B2C es Business To Consumer, ya sabrás lo que es el C2C. Hoy ya no es así, la competencia y exigencia de los consumidores demandan ciertas características que tu cliente cree no tener. Pero tú como creativo eres el principal interesado en que ese sólo producto transmita todas las necesidades que el consumidor decida cubrir. Pues es cuestión de percepción.

Logra que tu comensal o consumidor le de una escoba y trapo al hámster . Que se dirija al rincón más olvidado del cerebro y que desempolve todos esos recuerdos que hagan erizar los vellos de tu lampiña piel. Eso logrará hacer una conexión del hoy con el ayer. Esa debe de ser tu magia y eso es lo bello de alguien como tu puede resolver, sin olvidar lo asombroso de lo que el diseño estratégico puede hacer.