Design Thinking, una nueva estrategia para resolver problemas con creatividad

0
180

El Design Thinking se refiere a los diferentes procedimientos que podemos crear y seguir para diseñar soluciones razonables y útiles a través de la creatividad.

Notas relacionadas:
David LaChapelle regresa con una colorida campaña de calcetines
Cómo diseñar una identidad de marca: 10 estrategias
Los personajes de Wes Anderson ilustrados en 7 capítulos

Este concepto debe ser entendido como algo más allá del diseño de materiales impresos o visuales, sino como los procesos en los que se le da vida a la creación de algo nuevo, ya sea una idea, producto, campaña o marca.

El Design Thinking, es un concepto nuevo que surgió a finales de los años 80´s en la Universidad de Standford, que actualmente muchas empresas están aplicando al momento de crear o diseñar un nuevo producto.

En la industria del diseño existen muchas áreas que se enfocan a cubrir diferentes necesidades de los consumidores, ya sea mejorar aspectos estéticos, funcionales o prácticos, pero el Design Thinking consiste en solucionar con creatividad los problemas de diseño en el producto.

Como una tendencia, esta disciplina está en ascenso y se rige bajo una serie de bromar estables y muy claras, además de seguir una serie de pasos muy parecido a otros casos, a continuación te presentamos las bases fundadas por el Design Thinking:

1. Comprender: el primer paso consiste en definir el problema para entender a qué nos enfrentamos.

2. Observar: es importante aprender de los errores y observar los resultados para mejorar la experiencia.

3. Definir el punto de vista: una vez recopiladas las observaciones hay que marcarse una línea a seguir.

4. Encontrar ideas: existen miles de formas de encontrar ideas, ya sea mediante brainstorming, inspiración, etc.

5. Crear un prototipo: una vez hemos hallado nuestra idea, es hora de hacerla realidad en un primer estadio de experimentación.

6. Probar: el prototipo nos muestra las fortalezas y debilidades de nuestro producto, así ahora toca experimentar con él para mejorarlo.

Crear estrategias o ideas especializadas en una carencia, al final puede satisfacer necesidades no previstas, y qué mejor si nos adelantamos para cubrirlas, eso es parte del Design Thinking.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.