Diferencias entre 6 tipos de formatos de fotografía | Escoge la más adecuada

0
14
Diferencias entre 6 tipos de formatos de fotografía | Escoge la más adecuada
Foto: Bigstock

Los distintos tipos de formatos de fotografía son códecs creados para guardar la información de las imágenes, existen diferentes configuraciones para establecer diferentes mapeos de éstas de acuerdo a las necesidades de cada persona;  cada uno de ellos corresponde con una extensión específica del archivo que lo contiene, es decir que tendrán una terminación distinta para poder reconocerlos, así como leerlos de manera correcta en cada programa.

Quizá te interese: Así debes publicar tus fotografías en Instagram para respetar el algoritmo.

Aunque el más usual es JPG, tanto en web como en transferencias, hay otros tales como, RAW, GIF, PNG, BMP, TIFF, etcétera, de los que a continuación te explicaremos brevemente de que tratan.

  • JPG – JPEG (Joint Photographic Experts Group):
    Es el formato más utilizado en internet, puesto que puede ser leído por la mayoría de los programas, además de que está configurado por default en las cámaras. Principalmente JPG te permite comprimir hasta 100 veces los datos de cada imagen en bloques de píxeles que forman mosaicos, estos pequeños huecos, no los distingue el ojo humano, pero lo aprovecha la tecnología para hacer los archivos más ligeros.
  • RAW (crudo/bruto):
    Este formato hace referencia a los que la imagen no está procesada o editada, contiene toda la información recogida por el sensor y carga con toda ella (es más pesado que los demás), esto permite conservar la mayor parte de la calidad y conservarla hasta el momento de procesarla, ya se ajuste de brillo, contraste, saturación, etcétera, una ventaja es la cantidad de color que maneja, de hasta 12 o 14 bits por canal, lo que equivale a una codificación de 36 o 45 bits por píxel.
  • PNG (Portable Network Graphics):
    Este formato soporta ilustraciones con pocos cambios de color, una compresión sin pérdida que soporta transparencias de 8 y 24 bits, una gama de colores superior a los 256, pero que necesita guardar toda esa información en un archivo más pesado a los demás.
  • GIF (Graphics Interchange Format):
    Este formato permite la creación de imágenes animadas con un tamaño reducido, es decir, reproduce la animación de forma inmediata y en loop sin necesidad de un programa adicional, una desventaja es su variedad cromática, puesto que sólo permite 256 colores como máximo y con una profundidad de color de 8 bits.
  • BMP (Bits Maps Protocole): 
    Este formato tiene su origen en Windows y es muy compatible en distintos programas, tiene un rango de colores desde los 2 hasta los 16,7 millones y lo mejor es que utiliza un método de compresión sin pérdida, aunque tiene ficheros de mayor tamaño, por lo que es ideal cuando requerimos algún proceso de impresión.
  • TIFF (Tagged Imagen File Format):
    Es reconocido por los programas gráficos en distintos espacios de color como el RGB, CMYK, Lab, indexado, escala de grises, etcétera; no tiene pérdidas a la hora de la impresión, pero sus archivos generados son pesados, por lo que no es muy útil en internet o cámaras fotográficas.