Diseño freelance: aprende a cerrar tratos con estas 5 cualidades de un buen vendedor

0
80

Administrar tu propio negocio y hacerlo crecer se relaciona directamente con tu capacidad para llegar a acuerdos y cerrar tratos con el cliente.

Notas relacionadas:

6 vicios que el diseñador freelance debe desterrar
¿Freelance? Estimula tu creatividad con estos 8 consejos
5 consideraciones para ser un creativo freelance

Además de desarrollar tu capacidades creativas y realizar tu trabajo con disciplina y dentro de los tiempos, en muchas ocasiones lo que más llega a ser complicado es vender, lograr contratos y cerrar tratos con los cliente. Y es que tenemos muy poca conciencia de lo que debe tener un buen vendedor, por ello a continuación enumeramos NN cualidades que debes aprender de ellos.

1.- Actitud extrovertida
La capacidad de socialización es la que permite establecer relaciones de confianza con los demás. Sólo estando cerca de los clientes se pueden garantizar las ventas, así que trata de asumir una actitud amigable y extrovertida ante los demás.

2.- Mantenerse informado
Conocer lo que hacen los demás, las tendencias del diseño que predominan, los avances técnicos y las condiciones del mercado te permitirán conectarte con mayor contundencia con el cliente y saber qué es lo que necesita.

3.- Habilidad para prospectar
Hablamos de la capacidad de encontrar nuevas oportunidades en donde aparentemente no las hay. Esta cualidad permite distinguir problemáticas dentro del mercado, ubicar a posibles contratos que resultan de utilidad, concertar citas y todo lo que se relaciona con realizar pronósticos acertados que ofrecen posibilidades de éxito.

shutterstock_259715117

4.- Capacidad de organización y seguimiento
Un buen vendedor tiene su agenda perfectamente organizada, sabe cuándo hacer llamadas de seguimiento y no resulta invasivo para los clientes o posibles clientes. Su capacidad para memorizar datos, fechas, aniversarios, cantidades y demás datos es sobresaliente.

5.- Apoyar y asumirse como parte de un equipo
A un buen vendedor puedes encontrarlo en alguna sirviendo como apoyo en horas críticas, involucrándose en tareas que no le corresponden (pero sí conoce y domina), poniéndose la camiseta y asumiéndose como un engrane en la maquinaria que representa la compañía a la que pertenece.

shutterstock_261938576

Fuente: Soy Entrepreneur