Diseño urbano: en CDMX construyen obras para derribarlas al poco tiempo

0
75

Los gobiernos destinan importantes sumas de su presupuesto a la construcción de infraestructura urbana en beneficio de las personas y sus actividades cotidianas,

Dichos recursos provienen de las aportaciones tributarias de los mismos ciudadanos y representan una fuente de empleo para arquitectos, diseñadores industriales, urbanistas y otros creativos visuales.

El problema surge cuando se construyen obras a gusto de una administración gubernamental y cuando esta entrega la estafeta, son modificadas sustancialmente o retiradas, hecho que genera un gasto millonario con total desperdicio.

En el Parque San Martín -o Parque México- en la colonia Hipódromo de la Cuidad de México, se había construido apenas el año pasado un espacio delimitado por herrería que funcionó como área de juegos para perros de compañía.

La obra resultó un éxito para esta zona en la que tantas personas acostumbran pasear a sus caninos y significó mayor seguridad para niños y personas vulnerables ante el riesgo de sufrir alguna lastimadura por causa de los animales cuando corren sin correa… pero el espacio ha desaparecido ya.

parque mexico

Con el argumento de una millonaria inversión para renovar la infraestructura de este barrio -enclavado en el corredor cultural Roma Condesa-, el actual gobierno delegacional en Cuauhtémoc -que ahora es de un partido político distinto al que construyó la obra para las mascotas- está transformando el parque una  manera prácticamente integral.

Si bien resulta conveniente que tuberías de drenaje, iluminación, pavimento, banquetas, guarniciones, señalamientos y otros aspectos del diseño y la infraestructura urbana sean renovadas, ¿era necesario derribar obras efectivas de reciente construcción?

Instagram
Instagram

Este es el tipo de acciones que hacen pensar que sólo se busca realizar obra pública para generar contratos con compañías constructoras y no por buscar el beneficio de la comunidad… se haberse analizado bien el estado de este famoso parque de la Ciudad de México, no se hubiera derribado lo que funcionaba bien y el gasto de los contribuyentes hubiera sido menor.