Diseño web: ¿Responsivo, Adaptable, o App?

0
21

Todos hemos escuchado mucho acerca del “responsive design” o diseño responsivo, y creemos que se refiere a que un sitio web puede ser visualizado tanto en un ordenador como en dispositivos móviles. Si bien esta afirmación es correcta, existen ciertas variantes que logran confundir a muchas personas que incluso teniendo conocimientos de la web no logran diferenciar.

A continuación daré una explicación más a detalle de cómo es que se visualizan los sitios web en los diferentes dispositivos, y las variantes que se pueden elegir según la conveniencia de cada caso:

Diseño Responsivo:
Cuando hablamos de diseño responsivo nos referimos a que un sitio esta maquetado, o armado dentro de su lenguaje y estructura de programación, de tal manera que pueda ser visualizado y adaptado a todas los dispositivos y sistemas operativos disponibles. Esto quiere decir que si tú ingresas a un “url” dentro de tu navegador desde tu laptop o desde tu teléfono celular, los elementos que contiene el sitio web (menú, gráficos, texto, videos, etc.) se verán distribuidos de forma adecuada a cada uno de los dispositivos.
Lograr un diseño responsivo representa una gran tarea para los diseñadores ya que se requiere hacer la estructura y el diseño del mismo sitio de dos, o hasta tres veces.

Ventajas:
⦁ Se utiliza un “url” único para todos los dispositivos.
⦁ Cualquier cambio que se realice se verá reflejado automáticamente en todos los dispositivos en los cuales accedamos.
Desventajas:
⦁ La principal desventaja es que se carga el mismo contenido dentro de todos los dispositivos, lo cual no siempre es recomendable.
⦁ La carga puede llegar a ser un poco lenta.

Diseño Adaptable:
A diferencia del diseño responsivo, el diseño adaptable, o adaptativo es un sitio hecho específicamente para cada dispositivo, es decir que se muestra el diseño “adaptado” al dispositivo.
Ventajas:
⦁ Se utiliza un “url” único. El servidor es quien detecta el dispositivo del usuario y carga la versión adecuada del sitio según el dispositivo que se esté utilizando.
⦁ La carga debe ser más rápida que en el diseño responsivo ya que el contenido esta adecuado específicamente para cada dispositivo.
Desventajas:
⦁ Cuando se realiza un cambio se tiene que hacer para cada uno de los dispositivos para los cuales se desarrolló el sitio.
App:
Todos sabemos que las apps se tienen que descargar dentro de la tienda de apps que maneje nuestro sistema operativo. Muchas veces podemos observar que ciertas marcas cuentan con su propia app, que aunque no se utiliza para realizar una acción en específico (como jugar un juego), la utilizan para que los usuarios puedan acceder más fácilmente a sus contenidos cambiantes de forma constante. Un claro ejemplo son las apps de periódicos o de cines.

Ventajas:
⦁ Accedes instantáneamente con un solo click.
⦁ La carga es más rápida.

Desventajas:
⦁ Ocupará espacio dentro de tu dispositivo.

¿Cuál escoger?
La decisión siempre depende de las necesidades de cada caso.
Si tu sitio no requiere muchos cambios en la estructura, y no tienes la necesidad de adaptar los contenidos a una plataforma en específico, entonces el diseño responsivo puede ser la mejor opción.
Si el rendimiento es indispensable para tu sitio es recomendable utilizar el diseño adaptable.
Si tu sitio aparte de requerir un rendimiento óptimo, es de uso cotidiano para los usuarios, entonces tu mejor opción será la app.
Hoy en día el tráfico a la mayoría de los sitios se genera a través de dispositivos móviles, y esta es una tendencia que sigue creciendo año con año, es por eso que cada vez es más común que el diseño y la usabilidad se planeen y se piensen primero en móvil, y después en PC.