Diseño y color ¿Por qué se usan el rojo, ámbar y verde en los semáforos?

0
203

Lo llamativo de los colores rojo, ámbar y verde promovieron su selección e incorporación en el diseño de semáforos viales.

Notas relacionadas:

Semáforos y otras señalizaciones con temática gay invaden a Europa
El semáforo que baila para entretener a los peatones
Color y diseño: ¿Qué sensaciones relacionamos con el rojo?

Para lograr ordenamiento vial y evitar así accidentes automovilísticos, se crearon los semáforos y fue a partir de una convención internacional que su forma y colores se propagaron alrededor del mundo. El rojo (alto) y el verde (avance) fueron los dos primeros colores en ser incorporados, a través de lámparas de gas, en el primer semáforo del mundo, sucedió en Londres en 1868 y fue gracias al ingeniero John Peake Knight, en un principio operaba de modo manual.

 

Después de varios accidentes por causa del gas, fueron introducidas las primeras luces automáticas verde y roja en 1912 gracias al ingenio de de Lester Wire, un policía de Salt Lake City, fueron patentadas por William Ghiglieri e instaladas en la ciudad de San Francisco cinco años después.

Por su parte, el color ámbar (preventivo, precaución) fue introducido en 1914, a sugerencia del oficial de policía norteamericano William Potts, en Cleveland. Se trata de colores que pos su incandecencia logran atraer la atención de los usuarios de vías. El rojo, desde luego, es el más llamativo y es el que indica, por razones de seguridad, la orden de detener el paso.

Fuente: Muy Intersante